Comité legislativo investigará ataque en Bengasi

Los representantes republicanos avanzaron el miércoles hacia una investigación especial en un año electoral sobre el mortal ataque contra la misión diplomática estadounidense en Bengasi, Libia, desechando las preocupaciones de los demócratas sobre el alcance y composición del panel. Mientras tanto, el gobierno del presidente Barack Obama acusó a los republicanos de tener una "motivación política" después que dieron a conocer un emitieron un mensaje electrónico sobre recaudación de fondos vinculado a la investigación sobre lo sucedido en Bengasi.

Antes de la votación del jueves para escoger a los miembros del comité que investigará el caso, el presidente de la Cámara, el republicano John Boehner, prometió que la indagatoria se centrará en encontrar la verdad sobre la respuesta del gobierno de Obama al ataque y no será un circo partidista en año de elecciones legislativas "Es una investigación seria", señaló, al criticar a Obama y a su equipo de ocultar la verdadera historia sobre cómo rebeldes mataron al embajador Chris Stevens y otros tres estadounidenses el 11 de septiembre de 2012.

Los demócratas sopesaron un boicot mientras esperaban que Boehner respondiera a la exigencia de la líder de la minoría, Nancy Pelosi, de que abandonara su plan de crear un comité integrado por siete republicanos y cinco demócratas. Los demócratas insistieron en que los miembros deben estar divididos a partes iguales, y pidieron restricciones de tiempo y costo para un foro que compararon con un "tribunal arbitrario" designado sólo para recabar apoyo al Partido Republicano ante las elecciones de noviembre.

Según la iniciativa de Boehner, la selección del panel puede "prolongarse para siempre", dijo a reporteros el legislador demócrata Xavier Becerra. "La cantidad de dinero que pueden gastar no está definida y puede ser ilimitada".

El establecimiento del comité está asegurado en la Cámara, controlada por los republicanos. Pero los republicanos expresaron interés en asegurar la participación de los demócratas. Convirtieron el caso Bengasi en un puntal central de su estrategia para arrebatar el control del Senado a los demócratas a fines de este año. Una investigación que pueda presentarse como bipartidista tendría mayor credibilidad ante los electores más allá de la base conservadora.

Los republicanos insisten en que la Casa Blanca, preocupada principalmente en proteger al presidente Obama en las últimas semanas de su campaña de reelección, desinformaron al país al subestimar los informes de inteligencia que sugerían que el de Bengasi era un ataque terrorista importante vinculado a al-Qaida. Acusaron al gobierno de estancar desde entonces la investigación del Congreso al negarse a cooperar, señalando específicamente correos electrónicos escritos por funcionarios federales en los días posteriores al ataque y que apenas se dieron a conocer la semana pasada.

"Se cruzó una línea", dijo Boehner, quien señaló en abril que no había necesidad de un comité legislativo especial. Correspondencia entre funcionarios de alto nivel mostró que la Casa Blanca "jugó un papel más significativo" en decidir cómo debía describirse públicamente el ataque, dijo a reporteros el miércoles. Al revelar el martes la iniciativa para establecer el comité especial, Boehner dijo que el panel tendría "tanto tiempo como sea necesario" debido al historial del gobierno de entregar lentamente la información.