Museo suizo nombrado "único heredero" por Gurlitt

Un museo en Suiza dice que fue nombrado el "único heredero ilimitado y sin restricciones" de un coleccionista alemán de arte cuyo tesoro detonó un escándalo el año pasado en torno a la suerte del arte saqueado por los nazis.

El Museo de Arte de Berna, en la capital de Suiza, dijo en un comunicado el miércoles que estaba "sorprendido y encantado" por el nombramiento, del que fue informado por el abogado de Cornelius Gurlitt, Christoph Edel.

"Al mismo tiempo, no deseamos esconder el hecho de que este magnífico legado trae consigo una carga considerable de responsabilidad y abundantes preguntas del tipo más difícil y sensible, interrogantes en particular de naturaleza legal y ética", añadió en la misiva.

El museo dijo que la noticia "llegó como de la nada", pues nunca había lidiado de ninguna manera con Gurlitt, quien murió el martes a los 81 años.

La oficina de Edel se negó a hacer comentarios. Remitió cualquier pregunta al vocero de Gurlitt, Stephan Holzinger, quien dijo que su cliente convocó a un escribano a principios de este año antes de someterse a una operación del corazón, con su abogado también presente, pero que el tribunal de distrito de Munich debía determinar si existe un testamento válido.

El tribunal dijo que aún no ha recibido el testamento, pero que si se declara válido un heredero extranjero tiene seis meses para decidir si desea o no aceptar la herencia.

Las autoridades alemanas incautaron más de 1.000 obras de arte del apartamento de Gurlitt en Munich hace dos años tras descubrir por una feliz casualidad el tesoro de pinturas, grabados y dibujos de maestros como Pablo Picasso, Henri Matisse y Marc Chagall.

Gurlitt inicialmente insistió en que había heredado legítimamente todas las obras de su padre, Hildebrand Gurlitt, quien en un momento fungió como marchante de arte para los nazis.

Pero después de meses de disputas legales, Gurlitt llegó a un acuerdo en abril con el gobierno alemán bajo el cual expertos estudiarían si alguna de las obras que poseía había sido saqueada por los nazis-- llevando a posibles demandas de restitución -- mientras permanecían en manos de las autoridades. Todas las obras libres de sospechas le serían devueltas a Gurlitt. El Ministerio de Justicia Bávaro dijo el martes que el acuerdo vincularía a todos los posibles herederos.

La devolución de pinturas a Gurlitt no había comenzado al momento de su muerte, dijo Holzinger.

Los expertos que examinan las piezas incautadas en Munich dijeron que incluían tanto lo que los nazis llamaban "arte degenerado" como arte saqueado.

Los nazis tomaron el llamado arte degenerado -- la mayoría obras de arte moderno avant-garde como expresionismo -- de museos e instituciones públicas por considerarlas una influencia pervertida para el pueblo alemán. El arte saqueado fue robado o comprador por una fracción de su valor a coleccionistas judíos que fueron obligados a venderlas bajo coerción durante el tercer Reich.

Según su cibersitio, el Museo de Arte de Berna alberga obras de Paul Klee, Picasso, Ferdinand Hodler y Meret Oppenheim. Se describe como el museo de arte más antiguo de Suiza, con una colección permanente que cubre ocho siglos.

___

En Internet:

Museo de Arte de Berma: www.kunstmuseumbern.ch

___

Geir Moulson contribuyó a este despacho.