Filipinas detiene a pescadores chinos

Once pescadores chinos fueron detenidos por autoridades filipinas, acusados de tratar de cazar tortugas marinas en zonas disputadas del Mar del Sur de China.

China exigió que los filipinos dejen en libertad a los pescadores y acusó a Manila de acciones hostiles.

La embarcación fue confiscada en la zona conocida como el Arenal de Media Luna, y llevaba a bordo unas 350 tortugas marinas de una especie en peligro de extinción, dijo el comandante de la policía naval Noel Vargas.

En China, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que los pescadores deberían ser dejados en libertad y que Filipinas "debe abstenerse de mayores acciones hostiles".

El gobierno filipino dijo que su policía naval capturó a la embarcación china y detuvo a los pescadores "a fin de aplicar la ley naval y defender la soberanía de las Filipinas" sobre su zona económica exclusiva.

Esta es la disputa marítima más reciente entre las dos naciones asiáticas, que han manifestado tensiones en torno a dos islotes y otras zonas del Mar de Sur de China.

Poco antes, China había advertido que había perdido contacto con 11 pescadores después de que fueron interceptados cerca del Arenal de Media Luna, no muy lejos de las costas filipinas.

El arenal, conocido como Hasa Hasa en las Filipinas, es reclamado por China que lo considera parte de su archipiélago Nansha, una zona potencialmente rica en gas y petróleo y en torno a la cual circulan reclamos de China, las Filipinas, Taiwán, Malasia, Vietnam y Brunei.

China dice que casi todo el Mar del Sur de China le pertenece y está enfrascada en una intensa disputa con las Filipinas, Vietnam y otros países por los recursos energéticos que se encuentran allí.

___

Bodeen reportó desde Beijing. La corresponsal de la AP Louise Watt contribuyó a este despacho, también desde Beijing.