Cientos de muertos en ataque extremista en Nigeria

Extremistas islámicos que han desatado la indignación internacional por el secuestro de más de 270 escolares nigerianas abrieron fuego contra un bullicioso mercado, lo que dejó cientos de muertos en un nuevo brote de violencia en el noreste del país.

El ataque agudiza la creciente crisis de Nigeria a consecuencia de una campaña de atentados con bomba, masacres y secuestros librada por la red terrorista Boko Haram en su campaña para imponer un estado islámico en el país más poblado de Africa.

Hasta 300 personas fueron asesinadas en el ataque el lunes por la noche contra el pueblo de Gamboru Ngala en la frontera nigeriana con Camerún. Los extremistas abrieron fuego sobre un mercado lleno de compradores que aprovechaban las temperaturas más frescas de la noche en esta región semidesértica, y luego arrasaron el poblado durante 12 horas, prendiendo fuego a las casas y baleando a los que intentaban escapar.

Mohamed Bulaba, comisionado de Información del estado de Borno, confirmó el ataque y los cientos de muertos en una entrevista telefónica el miércoles con The Associated Press.

El senador federal nigeriano Ahmed Zannah culpó a los combatientes de Boko Haram, que se ha adjudicado la responsabilidad por el secuestro el 15 de abril de 276 adolescentes del internado donde estudiaban en Chibok, en el estado nororiental de Borno. Los insurgentes amenazaron con vender a las jovencitas como esclavas en un video que la AP vio.

La indignación por la desaparición de las jóvenes y el fracaso del gobierno en recuperarlas derivó en que los enfurecidos nigerianos salieran a las calles a protestar esta semana, una situación bochornosa para el gobierno del presidente Goodluck Jonathan, que había esperado mostrar con orgullo el surgimiento del país como la mayor economía del continente en momentos en que fungió como anfitrión del Foro Económico Mundial sobre Africa, la versión africana de Davos.

Han llegado diversas ofertas de apoyo internacional. El gobierno del presidente estadounidense Barack Obama anunció el martes que está enviando personal y equipo para ayudar a las fuerzas nigerianas de seguridad en su búsqueda de las jóvenes dentro de la enorme selva Sambisa.

Jonathan confirmó que ha aceptado el apoyo estadounidense, que se centrará en comunicaciones, logística y planeación de inteligencia, dijo el Pentágono el miércoles, pero no incluirá ningún operativo militar.

Gran Bretaña y China anunciaron el miércoles que Nigeria ha aceptado sus ofertas de ayuda y Francia anunció que está enviando un "equipo especializado" para apoyar en la búsqueda y rescate de las jóvenes.

"Ante un acto tan espantoso, Francia, como otras naciones democráticas, debe reaccionar", afirmó el canciller francés Laurent Fabius. "Este crimen no quedará impune".

Fabius no proporcionó detalles, excepto para decir que el equipo se forma con fuerzas que ya están en la región. París tiene soldados en Níger, Camerún y Malí, donde combate a insurgentes islámicos, así como en la República Centroafricana.

La insurgencia islámica de Boko Haram, iniciada hace cinco años, ha cobrado la vida de miles de musulmanes y cristianos, incluidas más de 1.500 personas asesinadas en ataques en lo que va del año. El grupo, cuyo nombre significa "La educación occidental es un pecado", ha intentado erradicar la influencia de Occidente con ataques a escuelas, iglesias, mezquitas, edificios gubernamentales y fuerzas de seguridad en el país, dividido entre un sur predominantemente cristiano y un norte musulmán.

___

Meldrum contribuyó desde Johannesburgo. Las periodistas de la AP Masha Macpherson en París y Lolita C. Baldor en Washington contribuyeron con este despacho.