Tailandia: Corte obliga a premier a renunciar

El gabinete interino de Tailandia aprobó el nombramiento de un primer ministro provisional luego de que la corte destituyera de su cargo a la premier Yingluck Shinawatra.

Yingluck y nueve integrantes de su gabinete fueron destituidos el miércoles por la Corte Constitucional, que la declaró culpable de abuso de poder.

Poco después de anunciado el veredicto el gabinete restante dio a conocer que el viceprimer ministro Niwatthamrong Boonsongpaisan se convertirá en el líder interino.

La primera ministra de Tailandia Yingluck Shinawatra fue declarada culpable de abuso de poder por lo que se vio forzada a renunciar al cargo.

Yingluck fue acusada de abusar de su autoridad al transferir a un servidor público civil a otro puesto en 2011.

El miércoles la corte indicó que la medida se ordenó por "motivos ocultos" encaminados a beneficiar a su familia y por tanto violaron la constitución, acusación que ella rechaza.

Los simpatizantes de la primera ministra acusan a la corte de derrocar a Yingluck a través del uso injusto del sistema legal luego de que seis meses de protestas no lograran sacarla del poder.

El veredicto de la corte representa el más reciente giro en la prolongada crisis política que afecta a Tailandia. Los partidarios de Yingluck prometieron llevar cabo una gran manifestación el sábado, en la que muchos temen que se pueda desatar la violencia.

El veredicto también arroja dudas acerca de si las elecciones programadas para julio se celebrarán, lo que podría enfurecer a los seguidores de Yingluck, en su mayoría habitantes de zonas rurales.

Desde noviembre han muerto más de 20 personas y cientos han resultado heridas a consecuencia de esporádicos enfrentamientos con armas de fuego, ataques desde autos en movimiento y agresiones con granadas.

Tampoco se sabe si los opositores a Yingluck podrán conseguir que se cumplan sus demandas de crear un consejo impulsor de reformas supervisado por un líder de su elección que se encargaría de poner en marcha medidas para erradicar la corrupción y la influencia del dinero en la política, en especial la compra de votos.