Médico: Pescadores chinos quemados están estables

Dos pescadores chinos rescatados en el Pacífico están alertas y tratan de comunicarse tras sufrir quemadoras de segundo y tercer grados debido a una explosión en su barco lejos de las costas de México, dijo el martes un cirujano de San Diego, menos de 24 horas después de ser rescatados y helitransportados a California.

Los hombres --que pidieron no ser identificados-- estaban graves pero estables y los evalúan para determinar si hay que operarlos o pueden regresar a casa en los próximos días, dijo el doctor Raúl Coimbra, cirujano traumatólogo del centro regional de quemados en la Universidad de California en San Diego.

Los médicos no detectaron ninguna lesión grave y las quemadas no ponen en peligro la vida de los pacientes, dijo Coimbra, agregando que les cubren las extremidades. Uno de los pescadores tiene quemado el 20% del cuerpo y otro 8%. El médico explicó que los hombres, de unos 35 años, también sufrieron inhalación de humo.

Los dos están entre 17 tripulantes que se cree estaban en un pesquero chino que se incendió tras una explosión y se hundió unos 1.770 kilómetros (1.100 millas) frente a la península de Baja California, México. Dos hombres murieron, seis están desaparecidos y otros siete fueron rescatados en buen estado. Un pesquero venezolano avistó una balsa con 11 tripulantes chinos, entre ellos dos que fallecieron después, y los dos hombres en cuestión fueron rescatados el lunes.

Ambos están razonablemente bien tomando en cuenta los días que pasaron en un barco lesionados, con dolores y sin poder recibir el tratamiento adecuado, dijo Coimbra.

El navío venezolano rescató a los 11 tripulantes que pidieron auxilio el viernes,

En respuesta a la emergencia, miembros del Grupo de Rescate 563 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos se lanzaron al agua en paracaídas el sábado por la tarde y usaron botes inflables para llegar al pesquero.

Los rescatistas estabilizaron a los quemados antes de coordinar su transporte en helicóptero, que los llevó a Cabo San Lucas, México, donde los subieron a un avión que los llevó a la Estación Naval North Island en San Diego. Llegaron el lunes a eso de las 7:30 de la noche y fueron trasladados en ambulancia al hospital.

Los pilotos volaron nueve horas sobre el Pacífico para rescatar a los pescadores.

Los cadáveres de los pescadores fallecidos y siete pescadores que están en buen estado fueron entregados a un barco de bandera china para su traslado a ese país.