Exayudante de Christie niega conocer trama

Una exasistente del gobernador de Nueva Jersey Chris Christie dijo el martes que su jefa, la exdirectora adjunta acusada de orquestar la trama de venganza política en el puente George Washington, no era capaz de tal maniobra.

"Ella simplemente no era alguien que tomara decisiones", dijo Christina Renna sobre su exjefa, Bridget Kelly, quien fue despedida por el gobernador. Renna testificó bajo juramento ante un comité legislativo estatal que investiga el cierre parcial del puente por motivos políticos que causó embotellamientos en Fort Lee, la población situada en la base del puente.

"No diría que ella fue la arquitecta, pero ella fue fundamental en el proceso", dijo Renna al panel durante cerca de cinco horas de testimonio.

La aseveración de Renna de cierta forma se opone a la imagen mostrada en mensajes de correo electrónico y fomentada por los abogados de Christie de que Kelly al parecer inició el cierre de varios carriles mediante un correo electrónico indicando que "ha llegado el momento de problemas de tráfico en Fort Lee". No obstante, tanto Renna como un reporte de los abogados de Christie sobre el cierre describen de forma similar a Kelly como una persona impredecible y difícil de complacer.

Christie negó tener conocimiento alguno del cierre parcial del puente que conecta Nueva Jersey y Nueva York. Pero los legisladores han cuestionado el ambiente que él permitió que persistiera en su oficina y si las ganancias políticas eran más relevantes que las tareas de su labor como gobernador, algo que Renna puso en duda.

Renna trabajó a las órdenes de Kelly cuando varios carriles fueron cerrados intencionalmente en septiembre y renunció en febrero.

El cierre de carriles, y las investigaciones legislativas y federales al respecto, se han convertido en un enorme distractor para Christie mientras considera contender para la presidencia de Estados Unidos en 2016.