Jefe de ONU: Acatar pacto de paz en Sursudán

Ban Ki-moon, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, se encuentra de visita en Sudán del Sur para instar a las dos partes involucradas en el conflicto del país a acatar el pacto de paz que firmaron en enero, dijo el martes una vocera del organismo internacional.

La visita de Ban ocurre cuatro días después de que el secretario de Estado John Kerry se reunió con el presidente sursudanés Salva Kiir, quien dijo que estaba listo para negociar con el líder rebelde y ex vicepresidente Riek Machar.

Pero durante el fin de semana, tropas gubernamentales atacaron la ciudad de Bentiu --en poder de los rebeldes_, capital del estado Unidad, y la fortificación rebelde de Nasir, en el estado Alto Nilo.

Ban hará un llamado a los participantes en la guerra de Sudán del Sur a implementar el acuerdo de cese al fuego que firmaron el 23 de enero. Ninguna de las dos partes lo ha cumplido.

Sudán del Sur ha estado sacudido por la violencia desde diciembre, cuando Kiir acusó a Machar de intentar un golpe de Estado. Se cree que han muerto miles de personas y que un millón de residentes han huido. La violencia ha tomado una dimensión étnica entre el grupo étnico Dinka de Kiir y la tribu Nuer de Machar, lo que ha ocasionado temores de un genocidio.

La agencia de la ONU encargada de atender refugiados dijo el martes que está viendo un agudo incremento en la cifra de refugiados que huyen de la violencia en Sudán del Sur hacia el occidente de Etiopía.

En las últimas 72 horas, aproximadamente 11.000 personas han cruzado al poblado etíope de Burubley ubicado a la orilla del río Baro, el cual divide a ambas naciones, después de que fuerzas gubernamentales capturaron la fortificación rebelde de Nasir, señaló Adrian Edwards, vocero de la agencia.

Muchos refugiados más están reunidos en masa en la parte sursudanesa de la frontera, esperando cruzar el río en uno de los pocos pequeños transbordadores, dijo Edwards a reporteros el martes en Ginebra, Suiza.

___

El periodista de The Associated Press John Heilprin contribuyó a este reporte desde Ginebra.