Juventus mira ahora a Europa

Tres scudettos consecutivos en la liga italiana tienen sabor a poco para Juventus, que suma una frustración tras otra en las competencias europeas y piensa reforzarse para dar pelea en esas justas.

"Tenemos la obligación de mejorar el equipo y lo haremos", afirmó el director de la Juve Beppe Marotta.

Los cambios que pueda haber no afectarán al técnico Antonio Conte, a quien Marotta describe como "uno de los mejores del mundo, tanto desde el aspecto técnico, como la forma que motiva el equipo".

"Es un patrimonio de la Juve", aseguró.

El equipo no sobrevivió a la fase de grupos de la Liga de Campeones y cayó ante Benfica en las semifinales de la Liga Europa, que asomaba como un premio consuelo.

La Vecchia Signora no llega a una final de la Liga Europa desde hace siete años y no alza un trofeo continental desde 1996.

La prensa italiana menciona como posibles refuerzos al delantero Nani, del Manchester United, y al colombiano Juan Guillermo Cuadrado, de la Fiorentina y en quien también estaría interesado Barcelona.

Se ha hablado con insistencia de incorporar a un tercer chileno, Alexis Sánchez, que juega en el Barsa. Pero podría partir su compatriota Mauricio Isla, que ya estuvo con las maletas listas al inicio del campeonato y la Juve se opuso. Da la impresión de que esta vez no lo retendrá.

Marotta aseguró que tratarán de mantener al francés Paul Pogba, quien está siendo tentado por el adinerado Paris Saint Germain. También deberían continuar el chileno Arturo Vidal y el argentino Carlos Tevez.

La Juve seguramente intentará rejuvenecer el equipo, cuya edad promedio es de 29 años. No sería de extrañar que figuras como Andrea Barzagli, Giorgio Chiellini y el suizo Stephan Lichtsteiner sean dados de baja.

El arquero Gianluigi Buffon opina que, "con el equipo actual, la Juve podría llegar solo las semifinales o final de la Liga Europa y a octavos o cuartos de final en la Champions".

Gianluca Vialli, el capitán del equipo de Juventus que ganó por última vez la Champions en 1996, sostuvo que "para vencer fuera de Italia, se requiere de personalidad".