Vietnam protesta por instalación de pozo petrolero

Vietnam protestó por la decisión de China de comenzar la perforación en un pozo petrolero en aguas del sureste asiático que ambas naciones disputan y dijo que la medida es ilegal, además de pedir a Beijing que se retire del área.

El despliegue del primer pozo de aguas profundas de Beijing fue la última de una serie de acciones de provocación enfocadas a la reivindicación de su soberanía en el sur de China, lo que ha generado fricciones con Vietnam, Filipinas y otras naciones.

Estados Unidos comparte muchas de las preocupaciones regionales acerca de las medidas de China en los mares, que tienen importante potencial de riquezas en petróleo y gas. La semana pasada el presidente Barack Obama firmó un nuevo pacto de defensa con Filipinas cuyo objetivo es garantizar a sus aliados que tendrán el apoyo norteamericano en la región cuando se enfrenten con el creciente poder económico y militar de Beijing.

La Administración de Seguridad Marítima de China publicó una advertencia a la navegación en su cibersitio, señalando que el pozo CNOOC 981 se perforaría del 4 de mayo al 15 de agosto en el Mar del sur de China, en una zona cercana a las islas Paracelso, controladas por China pero reclamadas por Vietnam.

La advertencia prohíbe a las naves acercarse a menos de un radio de 4,8 (3 millas) del área.

El Ministerio de Exteriores de Vietnam señaló que la zona donde está colocado el pozo se encuentra dentro de la zona económica exclusiva de ese país, como lo definió la Convención de Leyes marítimas de la ONU.

"Todas las actividades extranjeras en los mares de Vietnam que no tengan el permiso de Vietnam son ilegales e inválidas", dijo el ministro en una declaración. "Vietnam las rechaza enérgicamente".

La compañía estatal PetroVietnam exigió que la Corporación Petrolera Nacional de Aguas profundas de China "detenga inmediatamente todas las actividades ilegales y retire el pozo de aguas vietnamitas".

Muchos analistas creen que China está adoptando una estrategia de presionar gradualmente por sus reivindicaciones para ver si tiene éxito, bajo la idea de sus vecinos de menor extensión no podrán detenerlos. Vietnam ha acusado a navíos chinos de cortar cables de sus barcos de exploración y acosar a los pescadores; Filipinas ha hecho reclamos similares.

La firmeza de China coloca al autoritario gobierno de Vietnam en una difícil situación doméstica porque la molestia con China, un tradicional aliado ideológico, crece en el país. Esto es utilizado por movimientos disidentes que acusan al gobierno de no ser capaz de confrontar a Beijing.