Ordenan todo lo posible para liberar a nigerianas

El presidente de Nigeria se reunió durante la noche con los funcionarios de seguridad, de la enseñanza y estatales, antes de ordenar que se haga "todo lo posible" para liberar a 276 menores de edad capturadas por islámicos, dijo el domingo uno de sus asesores.

Fue la primera vez que el presidente Goodluck Jonathan se reunió con todos los interesados, inclusive el director de la Escuela Secundaria Femenina Gubernamental de Chibok, en el noreste de Nigeria, donde fueron secuestradas las mujeres antes del amanecer el 15 de abril, dijo a los reporteros el asesor presidencial Reuben Abati.

Los nigerianos están indignados ante el fracaso del gobierno para rescatar a las estudiantes y realizaron marchas de protesta la semana pasada en las principales ciudades nigerianas y en Nueva York, que motivaron a actuar al gobierno de Jonathan, que según muchos parece no importarle demasiado la suerte de las muchachas.

"El presidente ha dado instrucciones muy claras de que debe hacerse todo lo posible para asegurar que estas chicas regresan sanas y salvas", dijo Abati.

La policía dijo la semana pasada que el número de secuestradas subió a más de 300 y que 276 siguen cautivas. Agregó que 53 de las estudiantes lograron escapar. Ninguna ha sido rescatada por los militares, que en un principio dijeron que perseguían de cerca a los secuestradores.

Algunas de las chicas fueron obligadas "a casarse" con los secuestradores, que pagaron una tasa nominal de 12 dólares, según un senador federal del área cuya información no fue verificada.

Algunas de las jóvenes fueron llevadas a Camerún y Chad, dijeron sus padres la semana pasada. El matrimonio de menores es común en el norte de Nigeria, ya que está permitido por la ley islámica pese a la constitución nigeriana.

Los angustiados padres en la población de Chibok, que han perdido la confianza en el gobierno y los militares, han solicitado ayuda internacional.

Estados Unidos y Gran Bretaña, ex potencia colonial de Nigeria, prometieron ayuda no especificada. Ambos países ayudan en labores de entrenamiento contra el terrorismo y podrían facilitar imágenes tomadas vía satélite útiles en la búsqueda.

"El secuestro de centenares de niños por Boko Haram es un crimen inaceptable y haremos todo lo posible para respaldar al gobierno de Nigeria a devolver a esos menores a sus casas y llevar a la justicia a los agresores", dijo el sábado el secretario de Estado norteamericano John Kerry en Addis Ababa, Etiopía.

___

Faul contribuyó desde Lagos, Nigeria.