Arrestan a 8 sospechosos de explosiones en Nigeria

Las fuerzas de seguridad allanaron áreas cercanas al sitio de dos explosiones en la capital de Nigeria y detuvieron a ocho sospechosos, incluidos extranjeros, anunció el sábado el ministerio de Defensa en momentos en que la ciudad se apresta a albergar una conferencia internacional de tres días.

Todas las escuelas y oficinas del gobierno en Abuya, la capital de Nigeria, cerrarán entre el 7 y 9 de mayo mientras se realiza el Foro Económico Mundial sobre África, según una orden presidencial emitida tras dos atentados con bomba en el curso de tres semanas que dejaron casi un centenar de muertos. Se culpa a extremistas islámicos de ambos ataques.

Un comunicado gubernamental el viernes señaló que la medida tiene por objeto "facilitar el flujo del tránsito" durante la conferencia, a la que han sido invitados cientos de personalidades internacionales, empresarios y líderes africanos. El primer ministro chino Li Keqiang es el invitado de honor.

Un herido murió en el hospital, lo que aumentó a 20 la cifra de muertos de la explosión del jueves, dijo el sábado el secretario de salud, doctor Demola Onakomaiya. Instó a los familiares a recoger los cadáveres, diciéndoles que las morgues de los hospitales están sobrecargadas y aún tienen muchas víctimas de la explosión del 14 de abril en la que murieron al menos 75 personas.

El gobierno anunció el emplazamiento de 6.000 policías y militares a fin de brindar seguridad al evento, y el presidente Goodluck Jonathan les ha asegurado a los delegados que estarán seguros.

En un indicio adicional de las amenazas a la seguridad en Nigeria, la embajada de Estados Unidos advirtió a los estadounidenses el viernes en un correo electrónico que "grupos vinculados al terrorismo" podrían estar planeando "un ataque no especificado" contra el hotel Sheraton en Lagos, la capital comercial de Nigeria.

La cadena hotelera tiene dos franquicias de propiedad local en esa ciudad suroccidental de 20 millones de habitantes. Un gerente del Sheraton en el suburbio de Ikeja, cerca del aeropuerto internacional, dijo que no estaba al tanto de amenaza alguna. Habló a condición de guardar el anonimato porque carece de autorización para hacer declaraciones a los reporteros.

El general de división Chris Olukolade, portavoz del ministerio de Defensa, dijo el sábado en un comunicado que las ocho personas detenidas ese mismo día "están ayudando a la investigación en curso con información útil". Indicó que la mayoría de ellas son extranjeros, pero no dio nacionalidades.

En otra operación en el noreste, Olukolade dijo que un hombre de Chad llamado Usman Mecheka, el cual "operaba con los terroristas de los alrededores del Lago Chad", ha sido detenido. Indicó que el sospechoso había tratado de chantajear a los pastores y campesinos del área después de un ataque previo.

Los extremistas mataron a cuatro pobladores en un ataque el sábado en la madrugada en las afueras de Maiduguri, capital del estado nororiental de Borno. Las fuerzas de seguridad utilizaron proyectiles de mortero para repeler a los milicianos y mantenerlos fuera de la ciudad, informó.

Las explosiones del 14 de abril y del 1 de mayo en Abuya, en el centro del país, han sido atribuidas al grupo extremista islámico Boko Haram que ha reclutado a combatientes en los vecinos Chad, Níger y Camerún en momentos en que se teme que su insurgencia iniciada hace cinco años pueda expandirse por la región.

Más de 1.500 personas han muerto por acciones de los extremistas este año, en comparación con unas 3.600 víctimas entre el 2010 y el 2013.