Policía de Belfast busca prueba contra Gerry Adams

La policía norirlandesa ha lanzado una amplia investigación en su esfuerzo por probar que Gerry Adams, el líder del partido Sinn Fein, llegó a comandar el Ejército Republicano Irlandés y ordenó el asesinato de una madre de 10 hijos en 1972, según correligionarios y exmilicianos.

Detalles de la ampliación de la pesquisa en busca de evidencia se conocieron el sábado cuando los detectives interrogaron a Adams por cuarto día sobre el secuestro cometido por el IRA (siglas en inglés de esa agrupación proscrita), el asesinato y el entierro secreto de Jean McConville hace 42 años, una investigación que ha indignado a su partido vinculado al IRA.

Se había previsto que Adams, de 65 años, fuese encausado o dejado en libertad el viernes por la noche, pero un juez concedió una extensión de 48 horas en su detención. El líder partidista participó en la audiencia judicial por videoconferencia desde el centro de interrogación policial al oeste de Belfast.

El líder adjunto del Sinn Fein, Martin McGuinness, dijo que el equipo de abogados de Adams le había dicho que le interrogaban sobre muchos de sus discursos, escritos y presentaciones públicas desde la década de 1970, cuando fue apresado sin proceso judicial como sospechoso del IRA y desde la cárcel escribía una columna para un periódico firmada con el pseudónimo "Brownie".

Seguidores del Sinn Fein realizaron una manifestación frente al lugar donde fue secuestrada McConville y portaban carteles de Adams en una fotografía con Nelson Mandela en Sudáfrica.

McGuinness ha advertido que si Adams es encausado de algún delito, el Sinn Fein podría someter a revisión el respaldo que da a la fuerza policial de Irlanda del Norte, un compromiso clave en el 2007 que permitió que el Sinn Fein formara un gobierno de coalición con los líderes protestantes.

Si el partido retira su respaldo a la policía, los líderes protestantes podrían poner fin a la cooperación con el Sinn Fein, lo que desbarataría un logro crucial en el acuerdo de paz de la región alcanzado en 1998. Asimismo ello podría provocar apoyo a nuevos ataques del IRA a la policía, que en años recientes ha podido operar con mucho menor riesgo en los barrios católicos de clase trabajadora donde se encuentran las bases de apoyo al Ejército Republicano.

En un recordatorio el sábado de que algunos miembros del IRA siguen armados, Thomas Hughes, un hombre de Belfast de 47 años, fue encausado por posesión de 2,5 kilogramos (5,5 libras) de Semtex, un potente explosivo plástico de procedencia checa que se supone el IRA entregó a las autoridades hace casi una década.

Una facción del Ejército Republicano, el IRA Provisional, mató a casi 1.800 personas, entre ellos 284 policías, antes de renunciar a la violencia y desarmarse en 2005.