Dominicano Santos va por otro podio en los 400

Luguelín Santos apenas tiene 19 años pero rebosa una seguridad y aplomo propios de un curtido veterano del atletismo.

Medalla de plata el año pasado en los Juegos Olímpicos de Londres, el dominicano ahora va por un podio en el campeonato mundial luego que el lunes aseguró su pase a la final al quedar segundo en su semifinal, en la que escoltó al vigente campeón olímpico y mundial Kirani James.

"Me sentí muy bien, fuerte. Corrí en los 44, que tenía varias carreras que no lo hacía. Me encantó", dijo Santos sobre su registro de 44.83 segundos en la semifinal.

Santos ve en el granadino James y los estadounidenses LaShawn Merritt (el campeón olímpico en Beijing 2008) y Tony McQuay como los rivales que protagonizarán una "reñida" final el martes.

"Esta final va a ser candela", afirmó Santos.

El dominicano llegó a Moscú con sus bonos cotizando negativamente por sus altibajos en la temporada: "El tema no es la primera competencia, sino llegar acá, al Mundial, aquí es donde se sabe".

Considera que para conseguir la victoria en la final será necesario bajar a los 43 segundos, aunque no quiso atreverse a pronosticar un resultado.

Pero quiso recalcar un mensaje para sus compatriotas: "A toda a mi gente de Dominicana que recuerdan que desde Singapur yo nunca les he fallado, confíen en mí solamente".

Singapur fue el lugar en 2010 en el que Santos empezó a surgir en el firmamento del atletismo al imponerse en los Juegos Olímpicos juveniles.

Con James, un año mayor que él, encabeza una generación que tal vez sea la que algún día pueda derribar el récord mundial de los 400, los 43.18 que se han mantenido vigentes desde que Michael Johnson lo fijó en el Mundial de Sevilla en 1999.

"Hasta ahora, por lo que se está viendo, yo pienso que sí", dijo Santos.

___

Eric Núñez está en Twitter como: http://twitter.com/EricNunezAP