Chile: Huelga de mapuches presos suma 26 días

Tres presos indígenas mapuches cumplieron 26 días de huelga de hambre el sábado en demanda de la revisión de sus condenas que, aseguran, se basaron en montajes y utilización de testigos no identificados.

Los huelguistas Luis Marileo, Cristián Levinao y Leonardo Quijón fueron sentenciados a 10 años de prisión por los delitos de robo con homicidio y homicidio frustrado. Actualmente cumplen sus condenas en la cárcel de Angol, a 600 kilómetros al sur de Santiago.

Entre sus demandas exigen ser trasladados desde la cárcel de Angol a un Centro de Educación y Trabajo, y el indulto humanitario para el comunero mapuche José Llanca, sentenciado a seis años de cárcel por robo con violencia y que padece cáncer terminal e inició un ayuno.

"La situación de todos es gravísima", advirtió el viernes el senador Alejandro Navarro, del Movimiento Amplio Social (MAS). "Mariano Llanca está actualmente orinando sangre, y tiene comprometido su riñón".

Añadió que "los demás ya van en su tercera y cuarta huelga de hambre. Nunca han recibido asistencia médica ni terapias especializadas que traten los efectos de las huelgas en su salud física".

Navarro, miembro de la comisión de Derechos Humanos del Senado, pidió a las autoridades un diálogo urgente para salvar la vida de los tres mapuches.

En una carta enviada al ministro de Justicia José Antonio Gómez, el legislador señaló que "pude percatarme in situ de la grave situación humanitaria y de salud que los aqueja" durante una visita que realizó a la cárcel de Angol.

El director nacional del Servicio Médico Legal, Patricio Bustos, viajó a la zona para agilizar los exámenes médicos de Llanca, a quien se le han pronosticado dos años de vida y requiere de varias cirugías para sobrevivir.

En marzo, el nuevo intendente de la región de La Araucanía, Francisco Huenchumilla, se disculpó públicamente ante el pueblo mapuche por el "despojo que el Estado de Chile le hizo de sus tierras".

Los huelguistas de hambre pidieron que ese perdón se materialice con hechos concretos a favor del pueblo mapuche.

Los mapuches reclaman la recuperación de sus tierras ancestrales, ocupadas por grandes productores forestales y latifundistas, situación que, afirman, los mantiene entre los sectores más pobres y vulnerables de la sociedad chilena.

Una polémica ley antiterrorista que se aplica casi exclusivamente al pueblo mapuche permite el uso de testigos protegidos o "sin rostro" en los juicios.

El sábado, cuando terminaba el horario de visita, decenas de comuneros mapuches y familiares de los presos tomaron el control de un módulo de la cárcel de Angol.

Según antecedentes preliminares, se trata de un grupo de al menos 35 personas que se negó a abandonar el módulo especial donde se encuentran los mapuches en huelga de hambre.

El vocero de los familiares, Hugo Melinao, indicó que la determinación no es en contra de Gendarmería (custodios), "sino de presión al gobierno. (que) no ha dado respuesta satisfactoria a las demandas de los huelguistas".

Melinao señaló a radio Bio Bio que entre los manifestantes hay mujeres embarazadas, cinco menores de edad y varios adultos mayores.

"Ellos están con la claridad que puede suceder cualquier cosa", añadió.