Protestan por agresión a fotógrafo en Colombia

Unos 30 periodistas, fotógrafos y camarógrafos se apostaron el sábado frente a la sede principal de la Policía de la ciudad de Medellín para protestar por la agresión y detención arbitraria de que fue víctima uno de sus compañeros de trabajo.

Al celebrarse el sábado el Día Mundial de la Libertad de Prensa, los comunicadores protestaron, en forma pacífica y con esparadrapos en sus bocas, por la detención ilegal de que fue víctima el primero de mayo Esteban Vanegas, periodista y fotógrafo del diario El Colombiano, uno de los más importantes del país.

"Más grave que la detención de Esteban por parte de la policía es que el secretario de Seguridad de Medellín (Iván Sánchez) hubiera legitimado la detención del colega", dijo a The Associated Press el periodista Oscar Castaño, del canal "Oriéntese Televisión".

Sánchez, según Castaño, "dijo que el periodista había agredido a un policía sin tener la evidencia y sin darse cuenta de que la fuerza pública había atropellado al periodista".

El director de la policía nacional, general Rodolfo Palomino, ofreció disculpas públicas el viernes por la agresión contra Vanegas.

"Extiendo disculpas a @Elcolombiano, estén seguros (de) que sancionaremos este comportamiento equivocado (por parte de sus hombres). Respeto total por la libertad de prensa", escribió el alto oficial en su cuenta de Twitter. "Los periodistas conocen mi talante. Indagaciones en Medellín me dan a entender que mis policías se equivocaron. Mis disculpas a @estebanvl", agregó el jefe policial.

En un video que circula por las redes sociales se aprecia el momento en que Vanegas es detenido por un policía. "¡Que lo soltés! ¿Por qué se lo va a llevar? Él no está armando, él es de la prensa", le gritaba una mujer al policía agresor en medio de un forcejeo en pleno centro de Medellín, la segunda ciudad más importante de Colombia y a 250 kilómetros al noroeste de Bogotá.

Consultado telefónicamente por la AP, Vanegas, de 29 años, dijo que estaba bien, que no fue golpeado y que estaba dispuesto a aceptar unas disculpas públicas del agente policial que lo atropelló.

"Cuando quiera le doy la mano a ese señor", sostuvo Vanegas, un periodista-fotógrafo que desde hace más de cuatro años labora en el periódico El Colombiano, el tercer diario más importante del país después de los bogotanos El Tiempo y El Espectador.

Vanegas alcanzó a estar preso durante más de 12 horas cuando en Medellín cubría las protestas en el Día del Trabajo. Al final un fiscal lo dejó libre. Se espera que tras las declaraciones de Palomino el caso en su contra sea archivado.