Bolivia readmite a 60% de militares despedidos

El Alto Mando Militar de Bolivia readmitió al 60% de los 715 militares que fueron despedidos tras participar en protestas en busca de igualdad de oportunidades, mientras sus esposas y familiares escenificaron crucifixiones en un cuartel antes de ser desalojados.

"Con relación a la recepción y atención de nuevas solicitudes de reconsideración, el último reporte emitido por los comandos de cada una de las fuerzas resolvió dejar sin efecto el retiro obligatorio" de suboficiales y sargentos, "totalizando a la fecha 430 resoluciones", dijo un comunicado de prensa de las fuerzas armadas.

Hace dos semanas, los suboficiales y sargentos dejaron sus cuarteles y salieron a protestar por las calles exigiendo que la ley de las Fuerzas Armadas adopte la igualdad de oportunidades, a la par con la que tienen los oficiales en el área académica.

Eso generó molestia en el Alto Mando, que retiró a 715 militares. Sin embargo en la víspera, familiares de los militares protestantes fueron al Estado Mayor de La Paz, donde un grupo de esposas y padres simularon ser crucificados. Luego fueron desalojados por los soldados que custodiaban el ingreso a ese cuartel.

Los jefes militares entablaron mesas de diálogo para tratar de solucionar el problema y el pedido de sus colegas de bajo rango.