Irlanda Norte: Sinn Fein exige liberación de líder

El político de mayor rango del Sinn Fein en el gobierno de unidad de Irlanda del Norte exigió el viernes la liberación inmediata del líder de su partido, Gerry Adams, alegando que la policía intenta ampliar el período de interrogación a éste sobre el asesinato de una mujer en Belfast en 1972 por parte del Ejército Republicano Irlandés (IRA por sus iniciales en inglés).

El vice primer ministro Martin McGuinness condenó el continuo interrogatorio de la policía a Adams. Su período de detención de 48 horas expiraría la noche del viernes, pero McGuinness cree que un juez extenderá a la policía autorización para extenderlo.

McGuinness acusó a "una conspiración" de oficiales dentro de la policía de Irlanda del Norte al persistir en "una agenda negativa y destructiva tanto contra el proceso de paz como contra el Sinn Fein".

La policía arrestó a Adams la noche del miércoles como sospechoso en el secuestro, asesinato y ocultamiento de cadáver por parte del IRA en contra de Jean McConville. Bajo la ley antiterrorista británica, se debe abrir proceso o liberar a sospechoso en un plazo de 48 horas, a menos que la policía reciba una extensión por parte de una corte.

La ley británica contra el terrorismo de 2006 permite que la extensión sea de un máximo de 28 días. Normalmente, la ley norirlandesa extiende la detención de presuntos terroristas de uno a cinco días.

McGuinness dijo el miércoles que el arresto y la inesperada larga detención de Adams fueron diseñadas para manchar la imagen del partido Sinn Fein y sus posibilidades en las elecciones para el consejo y parlamento europeos que se realizaran en ambas partes de Irlanda este mes.

"Ésta es una situación muy, muy grave", afirmó McGuinness, un ex comandante del IRA que encabeza desde 2007 el gobierno de coalición de Irlanda del Norte junto con protestantes británicos. "Creo que Gerry Adams será exonerado total y absolutamente y Gerry Adams continuará encabezando este partido".

Adams, quien es el presidente de Sinn Fein desde 1983 --lo que lo convierte en el líder de partido con mayor tiempo en el cargo en Europa-- niega cualquier participación con el IRA. Sin embargo, ex miembros del grupo armado han dicho que fue comandante de éste en Belfast en 1972 y ordenó la muerte de McConville, a quien se consideraba una espía británica.