Capturan a ciber-extorsionadores en Filipinas

La policía filipina, con apoyo de la Interpol, ha arrestado a decenas de supuestos miembros de una red delictiva que extorsionó por internet a cientos de víctimas en diversas partes del mundo después de engatusarlas para que hicieran cosas comprometedoras frente a las cámaras, incluido un adolescente escocés que se suicidó porque lo chantajeaban, dijeron el viernes las autoridades.

Cuando menos 58 filipinos fueron detenidos recientemente en la Capital, Manila, y en otras ciudades después de que investigadores de la Interpol, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos y otras agencias policiales rastrearan las conversaciones en línea desde algunas de las computadoras de las víctimas, dijo el jefe de la Policía Nacional Filipina, Allan Purisima.

Purisima dijo que el grupo delictivo grababa en secreto a las víctimas después de convencerlas de que mostraran sus cuerpos o tuvieran ciber-sexo; acto seguido las amenazaban con enviar los videos a sus parientes o amigos a menos de que pagaran una cantidad, que en general iba de un equivalente de 300 a 2.000 dólares.

Según Purisima, los integrantes del grupo de "extorsionadores sexuales" abrían cuentas de Facebook de mujeres jóvenes y atractivas que no existían para seducir y atraer a las víctimas con materiales pornográficos después de entablar con ellas conversaciones en línea.

El inspector de la policía de Hong Kong, Louis Kwan Chung-yin, dijo que más de 470 personas de Hong Kong fueron víctimas el año pasado y unas 160 en lo que va de 2014.

En un caso, una víctima pagó el equivalente a 15.000 dólares, dijo, y agregó que los afectados tienen diversas edades.

Sanjay Virmani, director del Centro de la Interpol Contra Delitos Digitales, con sede en Singapur, dijo que las víctimas eran de Asia, Europa y Estados Unidos. Señaló que los extorsionadores fueron rastreados mediante la evidencia obtenida de las computadoras y la información de inteligencia de la policía.

En una advertencia a los ciber-extorsionadores en Filipinas y otras partes del mundo, Virmani declaró: "Será mejor que estén dispuestos a enfrentar las consecuencias de sus acciones porque, como pueden ver, hemos hecho el compromiso de trabajar juntos. Serán atrapados y se les responsabilizará de sus acciones".

El oficial de policía de Escocia, Gary Gunningham, dijo que representaba a la familia del chico de 17 años en lo relacionado a rastrear a los responsables que propiciaron la muerte del menor el año pasado.

Afirmó que la familia ha "prestado un gran apoyo... para que se haga justicia a los individuos que han caído víctimas de estos delitos".

El embajador británico en Filipinas, Asif Ahmad, declaró que "este no es un problema que implique directa y exclusivamente a Filipinas". "Los crímenes cibernéticos son internacionales y constituyen un problema internacional, no respetan nacionalidades ni fronteras. Todos somos posibles víctimas de un crimen en internet, nadie de nosotros está inmune", agregó.

___

El periodista de The Associated Press, Oliver Teves, contribuyó a este despacho.