Levante, nuevo reto en camino de radiante Atlético

Flamante finalista de la Liga de Campeones junto al vecino Real Madrid, el Atlético de Madrid asume un nuevo y mayúsculo reto el domingo, en su intento por ganar también su primera liga española en 18 años.

El equipo dirigido por el argentino Diego Simeone visita al Levante por la 36ta fecha del campeonato, que lidera con 88 puntos por 84 del Barcelona y 82 del Madrid, con un partido menos correspondiente a la fecha 34, y que jugará el miércoles ante el Valladolid.

No hay descanso para los dos equipos madrileños en este trepidante final de campaña, con cita estelar el 24 de mayo en la final continental que disputarán en Lisboa.

Al Atlético le restan tres partidos y le faltan dos victorias para destronar al Barsa del trono liguero y poner fin al dominio de azulgranas y merengues, que no admiten otro campeón nacional desde que el Valencia celebró el título en 2004. Los rojiblancos visitan a los culés en la última fecha, pero tienen cuatro puntos de ventaja y mejor balance goleador que el Barsa.

El equipo de Simeone va como una bala tanto en el torneo doméstico, donde hilvana nueve fechas consecutivas con victoria y balance de 14 goles a favor y uno en contra en ese tramo, como en Europa, donde el miércoles se doctoró en la vuelta de semifinales ante el Chelsea, al que derrotó 3-1 de visitante.

La eliminatoria se cobró un golpe en la pierna izquierda de Diego Costa, pero el segundo máximo cañonero de la liga (suma las mismas 27 dianas que el azulgrana Lionel Messi) debería estar listo para enfrentar al Levante. Queda por ver si Simeone, toda una caja de sorpresas a lo largo del curso, le da la alternativa o apuesta por David Villa, más descansado, o Adrián López, inesperado titular y goleador en Londres.

El Madrid también se siente fuerte tras vapulear 4-0 de visitante al Bayern Munich, alimentando el sueño de ganar su décima Copa de Europa. El equipo de Carlo Ancelotti, proclamado ya campeón de la Copa del Rey tras ganar en la final al Barsa, aspira al triplete (copa, liga y Champions); pero para conseguirlo deberá deshacerse el domingo de un visitante incómodo: el Valencia.

Los merengues parten con la teórica ventaja de mayor descanso sobre los valencianistas, que el jueves buscan en el partido de vuelta de las semifinales de la Liga Europa remontar frente al Sevilla, tras caer 2-0 en la ida.

La jerarquía del Madrid se ve también reflejada en su excelente racha liguera y fortaleza defensiva con cuatro victorias y balance de 17 goles a favor por ninguno en contra. Cristiano Ronaldo ansia a la vez asegurarse el trofeo "Pichichi" al máximo goleador de la competición (30 tantos) y su sintonía arriba con Karin Benzema y Gareth Bale va en ascenso.

El Barsa, que el pasado domingo remonto de forma épica para ganar 3-2 al Villarreal, vivirá otra emotiva jornada al jugar el primer partido en su estadio desde el triste fallecimiento de Tito Vilanova. El Camp Nou homenajeará al ex técnico y el plantel lucirá una camiseta con recuerdo especial, pero deberá centrarse al máximo en el Getafe cuando empiece a rodar el balón si no quiere descolgarse definitivamente de la liga y acelerar la circulación de rumores en torno a futuras incorporaciones, incluido el entrenador que dé relevo al argentino Gerardo Martino.

"El Atlético es un equipo mayúsculo pero está claro que tenemos esperanzas. No dependemos de nosotros, pero agotaremos todas las posibilidades. Lo de Tito nos afecta, somos humanos; pero debemos ir por los tres puntos. La victoria en Villarreal nos dio alas", declaró el jueves el mediocampista Sergio Busquets.

Quien también tiene oportunidad de sellar su propio destino es el cuarto clasificado Athletic de Bilbao, quien certificaría el viernes su boleto a jugar la próxima Champions si gana de visitante al Rayo Vallecano.

El quinto clasificado Sevilla perdió gran parte de esas opciones tras caer en feudo bilbaíno la pasada fecha pero aún debe defender su plaza de Liga Europa ante el Villarreal, séptimo y rival dominical. La Real Sociedad, sexta, recibe el lunes al 14to Granada.

El colista Betis quedó matemáticamente relegado a la segunda división tras perder con la Real y viaja a cancha del Almería, el último equipo implicado en la zona del descenso, por encima del Valladolid, rival del Espanyol. El conjunto del mexicano Javier Aguirre, precisamente, intentará asegurar de una vez por todas la permanencia tras una racha de cinco fechas sin ganar.

Osasuna está con los mismos puntos que el Getafe marcando el límite con el descenso y recibe al Celta de Vigo el sábado, jornada que se completa con el cotejo Málaga-Elche.