Rafith Rodríguez se queda sin fuerzas en los 800

Sin fuerzas por culpa de un virus estomacal, Rafith Rodríguez cruzó la meta del estadio Luzhniki trotando al quedar en el octavo y último lugar de su serie de semifinales de los 800 metros en el Mundial de atletismo.

El virus que pescó el jueves simplemente mermó la energía del semifondista colombiano, que apeló al pundonor para competir pese a la recomendación de los médicos, de que desistiera.

"Yo decidí correr. No quería tirar a la basura el trabajo de tanto tiempo en un día", dijo Rodríguez, de 24 años.

Terminó con un tiempo 2:01.94, muy rezagado. Arrancó la semifinal prendiéndose en la punta hasta que se derrumbó en la segunda vuelta. Quedó 23ro entre los 24 semifinalistas, apenas por delante del keniano Ferguson Cheruiyot, quien fue descalificado.

"Esto no era lo que yo quería, pero la enfermedad me quitó el aliento", indicó. "Quería llegar a la final, antes del Mundial sentía que estaba para eso".

"Voy a seguir trabajando, no pierdo el afán de que algún día estaré en esa final. Quiero ser el primer hombre colombiano con una medalla olímpica de atletismo", añadió.