Futuro de militares fuera mesa diálogos de paz

El futuro de las fuerzas militares y de policía de Colombia o una reducción está fuera de los temas de negociaciones en la mesa de diálogos de paz del gobierno colombiano con las guerrillas de las FARC, destacó el miércoles el jefe de los negociadores gubernamentales.

"No hemos discutido ni negociado, ni vamos a hacerlo en el futuro, la reducción de nuestras Fuerzas Militares y de Policía, ni vamos a desmilitarizar" zonas, indicó el jefe negociador del gobierno Humberto de la Calle en una declaración ante reporteros en la casa de gobierno.

En el gobierno "respetamos el disenso. Pero una cosa son las legítimas opiniones y posiciones de cada quién, y otra muy distinta inventar versiones delirantes para confundir y preocupar al ciudadano del común", añadió el negociador al salir al paso de recientes versiones en la prensa local y de comentaristas, sin citar fuentes, en que aseguran que el gobierno estaría negociando una eventual reducción del número de las fuerzas militares y de policía, con unos 470.000 integrantes, o su retiro de algunas regiones del país como reservas campesinas.

"Categóricamente afirmo que nada de esto es cierto", indicó De la Calle, quien estuvo acompañado por el general en retiro del ejército Jorge Enrique Mora, ex comandante de las fuerzas militares y uno de los seis negociadores del gobierno en la mesa de diálogos con las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en discusiones que se desarrollan en Cuba desde fines de 2012.

"Los hombres y mujeres de las fuerzas militares y de nuestra Policía Nacional deben estar seguros y tranquilos, en ningún momento de este año y medio que llevamos en el proceso, el tema de las fuerzas militares ha sido motivo de discusión en la mesa", indicó Mora. Ninguno de los dos negociadores respondió preguntas.

De la Calle ratificó que la agenda pactada excluye esos asuntos y que en un eventual acuerdo final con las guerrillas, que sí han asomado la posibilidad de una reducción de la fuerza pública en una Colombia postconflicto, este pacto deberá ser refrendado por la población colombiana en una consulta.

El negociador habló un día antes de que comience este 24 de abril en La Habana un nuevo ciclo en las negociaciones, que hasta ahora lleva dos acuerdos parciales en temas como asuntos agrarios y de participación política.