Argentina: tratan proyecto ley de acuerdo Repsol

La Cámara de Diputados comenzó debatir el miércoles el proyecto de ley que habilita el acuerdo entre las autoridades argentinas y Repsol para indemnizar a la petrolera española con 5.000 millones de dólares por la expropiación de YPF.

La sesión especial legislativa se podría extender hasta la medianoche debido a la gran cantidad de oradores que desean exponer sobre el acuerdo alcanzado en febrero por el gobierno de la presidenta Cristina Fernández y Repsol. La iniciativa ya tiene media sanción del Senado y se da por descontado que la ley será aprobada porque el oficialismo en la cámara es la primera minoría y cuenta con aliados.

El acuerdo reconoce el derecho de la petrolera española a percibir 5.000 millones de dólares en un paquete fijo de títulos públicos en valor nominal y 500 millones adicionales en intereses capitalizados, menos de la mitad de lo que exigió en un primer momento, por la expropiación del 51% de YPF en abril del 2012.

A cambio de la indemnización Repsol desistió de todas las demandas que había iniciado contra YPF y sus socios por la estatización de la petrolera, la mayor productora de hidrocarburos de Argentina.

Para que este acuerdo entre en vigor es necesaria la aprobación del mismo por el Parlamento argentino ya que la junta general de accionistas de Repsol hizo lo propio en marzo.

El gobierno ha defendido el acuerdo ante las críticas de opositores que lo consideran poco favorable para Argentina.

Más de 50 diputados de la centrista Unión Cívica Radical y el centroizquierdista Frente Amplio Progresista se oponen al acuerdo. En tanto los legisladores de la fuerza conservadora Propuesta Republicana anunciaron que se abstendrán.

La diputada del Frente Alicia Ciciliani afirmó que se pagará una cifra "significativamente mayor a lo estipulado en el acuerdo" porque las tasas de interés que se tomarán son "muy superiores a las internacionales".

Para el oficialista Mario Metaza afirmó que "es invalorable" haber acordado con Repsol de forma amistosa. Agregó que la recuperación de la petrolera es "estratégica" porque el gobierno considera que se lograrán más inversiones para incrementar la producción de petróleo y gas convencional y no convencional, así como reducir la importación de combustibles.

La indemnización fijada en el acuerdo está compuesta por un nuevo bono con vencimiento a 10 años y una tasa de interés de 8,75% por 3.250 millones de dólares; otro título con vencimiento en 2017 y una tasa de 7% por 500 millones de dólares, y un tercero por 1.250 millones de dólares con vencimiento en 2033 y un interés de 8,28%.

Argentina emitiría bonos de hasta 1.000 millones de dólares adicionales en caso de que la cartera de títulos no llegue, en promedio, a un valor de mercado de 4.760 millones.

El gobierno argentino ha puntualizado además que Repsol devolverá al país "cualquier importe obtenido por la enajenación de los títulos públicos o su cobro regular (en los respectivos vencimientos) que supere los 5.000 millones de dólares, deducidos gastos e intereses".