Juve-Benfica, Sevilla-Valencia abren el fuego

Juventus, que no gana un trofeo europeo desde 1996, espera que Carlos Tevez ponga fin a una sequía de cinco años en torneos europeos y se reencuentre con el gol cuando el equipo visite el jueves a Benfica en las semifinales de la Liga Europa.

El argentino lleva 18 tantos en la liga italiana, donde la Juve se encamina a su tercer título consecutivo, pero no marca en Europa desde el 7 de abril del 2009, en que anotó un gol para Manchester United contra Porto en los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Se espera que Tevez juegue de entrada en el ataque, junto a Frenando Llorente, a pesar de que arrastra un problema muscular y no ha disputado 90 minutos en lo que va del mes.

La Juve, que no ha recuperado su sitial de honor en Europa desde que fue relegada a la segunda división por un escándalo de corrupción en el 2006, disputa su primera semifinal europea desde el 2003, en que llegó a la final de la Champions League. Y no gana un título continental desde que se alzó con ese trofeo en 1996.

Benfica, por su parte, se aseguró el campeonato portugués el fin de semana pasado y podría resultar un rival difícil.

En la otra semifinal se batirán dos españoles, Sevilla y Valencia. Los sevillanos harán de locales en el duelo de ida, alentados por el hecho de que no pierden desde hace casi una década con Valencia cuando juegan en casa.

Benfica trata de borrar el fantasma del año pasado, en que arañó tres títulos --la liga y la copa de Portugal y la Liga de Europa-- y no ganó ninguno. Cedió la punta en la liga en los tramos finales y perdió las finales de la Liga Europa y de la Copa de Portugal tras ceder goles en los últimos minutos.

Este año nuevamente pelea esos tres títulos y tiene un programa muy recargado que podría costarle caro por el desgaste que genera en los jugadores.

El atacante argentino Salvio y el defensor Silvio se reponen ambos de fracturas y no estarán en los choques con la Juve.

Sevilla, en tanto, viene de cosechar nueve victorias en los últimos diez partidos de la liga española de la mano del técnico Unai Emery y se tiene mucha confianza para su encuentro con Valencia, antiguo equipo de Emery.

Los sevillanos ganaron la Copa UEFA (precursora de la Liga Europa) dos veces seguidas a fines del 2000.