Santiago amanece bajo alerta por contaminación

Santiago de Chile amaneció el miércoles bajo una alerta ambiental debido a los altos niveles de polución en el aire, por lo que se prohibió la circulación de vehículos antiguos y el encendido de estufas a leña y calderas industriales que funcionan con derivados de combustibles fósiles.

Es la primera alerta ambiental del año decretada por la gobernación de Santiago, donde vive 40% de los 17 millones de chilenos y rige desde las 07.30 (1030 GMT) a las 21 (2400 GMT).

La medida también recomienda que los ancianos no salgan a la calle y que se eviten los viajes al centro de la ciudad y los ejercicios físicos al aire libre.

La ciudad se ubica en el centro de un valle rodeado por un cordón montañoso que hace que gases y partículas se estacionen sobre las cabezas de los santiaguinos, formando una capa oscura y sucia.