Francia actúa contra amenaza yihadista

Francia inició una ofensiva contra los jóvenes que se van del país para combatir junto con islamistas radicalizados en la guerra civil siria.

El ministro del Interior anunció una serie de medidas el miércoles que van desde permitir que los padres suspicaces alerten a las autoridades a fin de retirarles los pasaportes a sus hijos hasta colocar los nombres de potenciales yihadistas en un banco de datos europeo.

Se cree que más jóvenes de Francia que de cualquier otro país europeo han viajado a Siria con ese fin, pero el problema --y los riesgos de terrorismo de quienes regresan-- es de magnitud europea.

El canciller Laurent Fabius dijo esta semana que 500 personas viajaron de Francia a Siria, el doble de la cifra ofrecida en enero. Niños desde temprana edad, 15 años, han llegado a los campamentos de instrucción yihadista. Algunos han sido rescatados por sus padres y traídos de regreso para ser instruidos de cargos.

"Es un plan global con elementos restrictivos para desmantelar redes que ponen en riesgo a nuestro país", junto con medidas preventivas, dijo el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, a la prensa.

La guerra civil siria ha dejado 150.000 muertos y ha obligado a millones a dejar sus hogares y su país desde que estalló en marzo del 2011.

El plan fue presentado en la reunión semanal de gabinete.

Entre las medidas preventivas se cuenta un sistema de alarma para los padres que temen que sus hijos estén en riesgo de seguir el llamamiento de los yihadistas. Los padres pueden tomar contacto con el Ministerio del Interior, que pondría en marcha un plan para movilizar los servicios sociales y aun el sistema educativo. Cazeneuve no entró en detalles y no aclaró si maestros y padres, en definitiva, espiarían a sus estudiantes o sus hijos.

Además, las autoridades retirarán los pasaportes de quienes sospeche deseen viajar a Siria. Los residentes extranjeros serán "expulsados inmediatamente" si las autoridades tienen motivos fundados para creer que participaron en operaciones terroristas, dijo el ministro.

Francia, junto con socios europeos, también planea aumentar su inspección de cibersitios que carguen videos y otros mensajes incitando a actividades yihadistas. Cazeneuve dijo que viajó a Alemania y Austria para coordinar con esos países y que pronto hará lo mismo en Gran Bretaña.