Capitán de ferri hundido tenía amplia experiencia

Uno de sus colegas dice que el capitán Lee Joon-seok es el hombre más amable de bordo del barco, sin embargo, el día en que su nave se hundió él fue captado en un video, a salvo en la costa, mientras cientos de personas estaba atrapadas dentro del navío.

Lee ha pasado más de 40 años en el mar y puede hablar con elocuencia de la parte romántica y el peligro de vivir a bordo de barcos. Pero ahora su reputación depende de los sucedido la semana pasada, cuando tardó en ordenar la evacuación del ferri y aparentemente lo abandonó en uno de los primeros barcos que llegaron al rescate, dejando atrás a más de 300 personas que ahora están desaparecidas o muertas, en su mayoría, adolescentes.

"Era un hombre generoso, una buena persona", dijo el timonel Oh Yong-seok, de 57 años, refiriéndose a su jefe, quien siempre quería saber cómo estaban su esposa e hijos y que gozaba prestando consejos profesionales y personales. "Probablemente era la persona más amable en la nave".

Lee y otros ocho integrantes de la tripulación fueron arrestados por presunción de negligencia y abandono de personas necesitadas de ayuda. El sábado, el capitán con las manos esposadas fue presentado ante las cámaras, con la cara escondida bajo la capucha de una chaqueta rompevientos. Bruscamente rechazó haber abandonado la nave pero no ahondó en la explicación y dijo que retrasó la evacuación porque le preocupaba enviar a los pasajeros a las aguas heladas y poderosas corrientes antes de que los rescatistas llegaran.

La caída de Lee representa un gran contraste con la imagen de un vigoroso aventurero que había pasado la vida en el mar que se había forjado en la década pasada a través de entrevistas con los medios locales.

Ahora parece irónica su aparición en un programa de viajes transmitido en 2010 en la cadena de cable OBS en la que, al mando del ferri Ohamana, que cubría la misma travesía de Incheon a Jeju que recorría el Sewol, prometía: "Para quienes usan nuestro servicio de ferri de Incheon a Jeju, les puedo decir que la próxima vez que vengan el viaje será una experiencia placentera y segura".

Ataviado con ropas blancas y galones en las hombreras decía: "Si siguen las instrucciones de nuestra tripulación, será más seguro que otros medios de transporte".

Lee, que tiene 68 años, comenzó su carrera como marino por casualidad al conseguir un empleo en un barco cuando rondaba los 20 años. Trabajó en barcos cargueros durante las siguientes dos décadas antes de ser capitán del ferri, dijo en una entrevista con la organización de noticias Jeju Today.

El Sewol era un barco de casi 7.000 toneladas con capacidad para 921 pasajeros. La compañía propietaria, Chonghaejin Marine Co. Ltd., cuenta con tres capitanes, Lee incluido, quien se había hecho cargo del navío apenas 10 días antes cuando otro oficial tomó vacaciones, dijo un funcionario de la Administración Portuaria y Asuntos Marítimos Regionales. El funcionario se negó a ser identificado porque no está autorizado a hablar del caso mientras los fiscales investigan.

Otro funcionario no identificado dijo a la agencia Yonhap que Lee era el más experimentado de los tres capitanes. La agencia señaló que se cree que Lee ingresó a la compañía en 2006 y ha navegado la ruta entre Incheon y Jeju durante todo el tiempo que ha trabajado en ella. La información no pudo ser confirmada de manera independiente porque la empresa Chonghaejin Marine Co. Ltd. ya no responde las llamadas de los medios y un funcionario se negó a contestar preguntas de los periodistas el martes.

___

Klug informó desde Seúl, Corea del Sur. Los periodistas de The Associated Press Hyung-jin Kim en Mokpo y Jung-yoon Choi en Seúl contribuyeron a este despacho.