Ortega es eliminado temprano en 110 vallas

Orlando Ortega, llamado a ser el heredero cubano de Dayron Robles en los 110 metros con vallas, se despidió el domingo del Mundial de atletismo tras ser eliminado en la primera ronda.

El resultado es en apariencia uno sorpresiva, al considerado que el vallista de 22 años fue sexto en los Juegos Olímpicos de Londres de 2012, ostentaba la tercera mejor de la temporada con 13.08 segundos y marchaba sexto en la clasificación de la Liga Diamante esta temporada.

Pero la presencia de Ortega en el Mundial de Moscú no se concretó hasta último momento, cuando recién el mes pasado la federación cubana le levantó una suspensión de seis meses por indisciplina. Ortega y su entrenador, Kelvin Antúnez, fueron castigados tras negarse a competir en una prueba en Moscú en junio.

Ortega apenas quedar sexto en su eliminatoria el domingo al cronometrar 13.69 segundos. Terminó 25 en la tabla general.

"Es decepcionante, esperaba algo mejor", señaló Ortega. "Estuve sancionado dos meses y no pudo entrenar. Fue una sanción que me afectó mucho, una sanción muy injusta, pero este no es momento para hablar de eso".

Cuba se quedó así sin nadie para aspirar a podio en una prueba en la que ha brillado en los últimos tiempos.

Robles, el ex dueño del récord mundial y campeón olímpico de Beijing 2008, fue suspendido por la federación cubana por indisciplina luego que pidiera la baja del equipo nacional y viajara a Europa para continuar con su carrera deportiva con el club de Mónaco, afiliado a la Federación Francesa de Atletismo.