Egipto: Sepultan a extremistas muertos en Sinaí

Fuerzas de seguridad egipcios mantuvieron guardia en retenes el sábado mientras una caravana de más de un centenar de vehículos, algunos con decenas de yijadistas, participaron en una procesión fúnebre por cuatro milicianos extremistas islámicos muertos en el norte de la península de Sinaí. Un grupo extremista poco conocido, Ansar Jerusalén, dijo que sus hombres fueron blanco de un ataque de un avión teledirigido israelí en territorio egipcio.

El ataque fue una operación poco frecuente que podría indicar una creciente cooperación entre Egipto e Israel contra milicias islámicas en el norte de Sinaí tras el derrocamiento del presidente islamista Mohamed Morsi el mes pasado. Funcionarios egipcios de seguridad confirmaron que los hombres murieron en un ataque aéreo.

Centenares de personas, incluyendo yijadistas armados y familiares de los muertos, participaron en el funeral, en el que los cadáveres fueron depositados en la parte trasera de camionetas, envueltos en banderas negras con versículos del Corán. Esas banderas suelen ser usadas por milicianos de al-Qaida y por otros islamistas. Algunos en la procesión corearon lemas contra Israel y el ejército egipcio, que se enfrenta con milicias en el área.

La procesión pasó pacíficamente por los retenes, aunque se cree que muchos de los participantes son buscados por las autoridades por lanzar ataques casi diarios contra fuerzas de seguridad en Sinaí. Funcionarios de seguridad dijeron que la naturaleza del ataque, que se cree fue lanzado por un avión teledirigido israelí, dificultaba frenar la procesión, por temor a inflamar las tensiones.

Los funcionarios dijeron que como solamente unos 50 milicianos son conocidos por ellos en Sinaí --mientras que otros siguen no identificados-- no era posible de inmediato distinguir entre los combatientes y los demás durante la procesión. Dijeron que en los retenes en el camino hacia el cementerio donde fueron sepultados los hombres había apenas unos pocos soldados poco equipados para lidiar con un grupo numeroso de hombres fuertemente armados.

Ansar Jerusalén dijo en una declaración en un portal de extremistas islámicos que un avión teledirigido penetró el espacio aéreo egipcio el viernes y mató a cuatro combatientes que se aprestaban a lanzar un ataque con cohetes contra Israel. Añadieron que los muertos eran miembros de tribus egipcias en el área y que el jefe del grupo escapó.

Criticó a las fuerzas armadas egipcias por supuestamente haber permitido el ataque. "¿Qué mayor traición que el ejército egipcio permita que aviones teledirigidos sionistas violen de vez en cuando el espacio aéreo egipcio?", dijo.

La autenticidad de la declaración no pudo ser confirmada, pero fue colocada en un portal comúnmente usado por grupos extremistas.

El ataque casi seguramente aumentará las tensiones en la región. Milicianos con fuertes lazos con grupos armados palestinos en la vecina Franja de Gaza han incrementado sus ataques contra el ejército y la policía egipcios dese el golpe del 3 de julio que derrocó a Morsi.