Israel contra secretaria ejecutiva árabe de la ONU

El embajador de Israel ante la ONU criticó a la jefa de una agencia de Naciones Unidas por comparar tácitamente al Estado judío con la Alemania nazi y ha exigido su suspensión.

El embajador israelí Ron Prosor fustigó a Rima Jalaf, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica y Social para Asia Occidental, y pidió al secretario general que la suspendiera.

En un discurso de finales de febrero, Jalaf se refirió a "la necedad de Israel de denominarse como un Estado judío, lo cual viola los derechos de los musulmanes y los cristianos que también son originarios de su territorio y reaviva el concepto de pureza religiosa y étnica, lo que causó un sufrimiento atroz en el siglo XX".

Los diplomáticos de la ONU suelen referirse al "sufrimiento humano en el siglo XX" como una manera de hablar del Holocausto sin tener que nombrar a Hitler en cada discurso, o incomodar a Alemania, un importante Estado miembro de la ONU.

Jalaf, quien es jordana, no mencionó a la Alemania nazi ni hizo una comparación específica. El Holocausto sería una inferencia obvia por su discurso, aunque hubo muchas purgas étnicas y religiosas, masacres y guerras en el siglo XX.

Tampoco se puede negar que hay cosas que le molestan de Israel, ya que en ese discurso del 25 de febrero en Túnez dijo que la "interferencia extranjera se hace de varias maneras, como las violaciones de los derechos de los árabes y de su dignidad, pero su peor manifestación es la ocupación de Palestina, de los Altos del Golán sirios y de los territorios libaneses, en una violación flagrante de las convenciones y resoluciones internacionales".

Jalaf presentaba en esa ocasión un reporte sobre el desarrollo en Asia Occidental cuando dijo: "Los autores del reporte afirman que el daño causado por las políticas israelíes no está limitado a las actividades de ocupación, sino que también consideran que las políticas agresivas israelíes, incluyendo su apoyo a la discordia encaminada a establecer miniestados árabes sectarios y su programa nuclear, que no es objeto de revisiones internacionales, representan una amenaza continua a la seguridad de los ciudadanos árabes en la región en su totalidad".

Prosor pidió al secretario general Ban Ki-moon que la suspendiera

"Es inaceptable que mensajes escandalosos antiisraelíes sigan siendo pronunciados bajo la bandera de Naciones Unidas, usando recursos de la ONU".