EEUU: Déficits bajarán ligeramente, dice reporte

Un reporte legislativo dado a conocer el lunes predice déficits ligeramente menores este año y durante la próxima década, mayormente por la reducción de gastos federales en atención médica.

El reporte de la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO) dice que el déficit de este año va a ser ahora de 492.000 millones de dólares, 23.000 millones menos que lo calculado previamente. El déficit del año pasado fue de 680.000 millones, el primer año en la presidencia de Barack Obama que el déficit fue menor a un billón.

La CBO estimó que en los próximos 10 años, el déficit totalizará 7,6 billones de dólares, 286.000 millones menos que lo proyectado en febrero. La CBO predice que el año próximo el déficit será ligeramente menor --469.000 millones-- antes de comenzar una marcha lenta hacia el área del billón para el 2022.

El mayor factor lo representan 165.000 millones de dólares menos en gastos en subsidios de seguros médicos para pólizas vendidas en los mercados creados por la ley de salud. Hasta ahora, esas pólizas han resultado menos costosas que lo pronosticado inicialmente por la CBO, sobre todo por un manejo más estricto de las opciones de tratamientos.

Los gastos en Medicare, el seguro federal de salud para ancianos, van a caer también, en gran parte por costos menores que lo esperado en los medicamentos recetados.

Los economistas dicen que la forma más importante de medir el déficit es compararlo con la magnitud de la economía, y 3% o menos es considerado sostenible. El déficit de este año representaría 2,8% del producto interno bruto y el déficit permanecería por debajo de 3% del PIB hasta el 2017.

La deuda federal en manos públicas alcanzó 72% del PIB el año pasado. Era apenas 35% del PIB en el 2007.

Como lo hace siempre, CBO advirtió que los niveles históricamente altos de la deuda representan una amenaza para la economía que obstaculiza inversiones de negocios y amenaza con un alza de la inflación.