Juventus vence 2-0 al Udinese en Serie A de Italia

Juventus venció a domicilio 2-0 al Udinese el lunes en el cierre de la 33ra fecha de la Serie A de Italia, dando un paso decisivo hacia su tercer scudetto consecutivo.

La Juve volvió a mantener los ocho puntos de distancia de su escolta, la Roma, que lo había reducido a cinco al vencer el sábado 3-1 al Atalanta, cuando quedan cinco fechas para el término del campeonato.

Antes de media hora, la Vecchia Signora resolvió un partido jugado en Udine que se preveía más complicado, con goles de Sebastian Giovinco a los 16 minutos y del español Fernando Llorente a los 26.

A partir de ahora y hasta la penúltima fecha cuando enfrentará a la Roma, duelo al cual podría llegar ya con el scudetto en el bolsillo, el camino de la Juve es en bajada porque enfrentará a adversarios muy cómodos: Bologna, Sassuolo, Atalanta y Cagliari.

Sin embargo, Antonio Conte, técnico de Juventus, insistió en no dar por vencido el título porque, a su juicio, "el campeonato aún está abierto y la Roma continúa también adelante".

"Hemos dado sólo un pasito hacia adelante, como lo dio también la Roma, pero el campeonato no ha terminado", afirmó.

Udinese está en la parte baja de la tabla con 38 puntos, posición que no se compadece con el nivel de sus jugadores y de su juego, pero esta vez fue apabullado por su rival y no llegó nunca con peligro a su arco.

Giovinco sustituyó a Carlos Tevez, quien fue dejado en la banca por el técnico Antonio Conte para darle descanso y por un problema de rodilla. El chileno Arturo Vidal tampoco vio acción.

Juventus controló el partido, en el segundo tiempo no dejó de atacar y estuvo cerca de otros goles en diversas ocasiones, siendo la más clara de ellas un remate de Giovinco a los 69 que se estrelló en un palo, mientras el equipo local se despertó sólo en los minutos finales.

En tiempo suplementario el Udinese estuvo cerca del gol con un tiro del colombiano Luis Muriel que pagó en un palo.

A los 75 entró el volante chileno Mauricio Isla, ex jugador del Udinese, recibido con aplausos por sus ex tifosi.