Fiscalía: Ecclestone no quería perder poder

La fiscalía de Munich cree que el jefe de la Fórmula Uno, Bernie Ecclestone, supuestamente sobornó a un banquero alemán porque temía perder su control sobre la principal serie del automovilismo.

Las acusaciones divulgadas el lunes señalan que Ecclestone pagó unos 44 millones de dólares al banquero Gerhard Gribkowsky para que el Grupo Fórmula Uno pudiese ser vendido a un comprador aprobado por Ecclestone.

Gribkowsky estaba a cargo de vender en 2005 el 47% de las acciones de la F1 en poder de BayernLB a CVC Capital Partners. El banquero ya fue hallado culpable de corrupción, evasión contributiva y abuso de confianza, y cumple con una condena de cárcel de ocho años y medio.

El juicio de Ecclestone comienza el 24 de abril en Munich. Ecclestone admitió durante el juicio de Gribkowsky que hizo el pago para evitar que el banquero lo denunciara ante las autoridades por asuntos tributarios.