EEUU: Comienza contienda electoral presidencial

Faltan más de dos años para la próxima elección presidencial en Estados Unidos, pero la competencia para las nominaciones ya está en marcha. Los demócratas tienen una poderosa favorita que pudiera no enfrentar retadores reales, mientras que los republicanos tienen un nutrido campo sin siquiera atisbos de favorito.

La contienda transcurre con un trasfondo de comicios congresionales este noviembre, en la que se espera que los republicanos consigan una mayoría significativa en la Cámara de Representantes y quizás una mayoría en el Senado.

Un dominio republicano en ambas cámaras del Congreso en los últimos dos años de la presidencia de Barack Obama pesaría considerablemente en la contienda presidencial del 2016 y dejaría a Obama con apenas el poder de veto para proteger sus logros legislativos --la reforma de salud, por ejemplo. Los republicanos seguramente tratarán de aprobar legislación para revocarla.

En estos momentos, la nominación demócrata parecería virtualmente asegurada para Hillary Clinton. La candidata presidencial del 2008 que perdió la nominación ante Obama es una ex primera dama, senadora y secretaria de Estado. Tiene una amplia ventaja en los sondeos y un vasto respaldo financiero, aunque no ha revelado sus intenciones. Mientras viaja por el país pronunciando discursos, un supercomité de acción política la ha llamado a anunciar su candidatura y reportó que ha recaudado 1,7 millones de dólares en los primeros tres meses del año.

Esperando por su decisión está el vicepresidente Joe Biden, quien dice que no ve "razón obvia" para no presentarse como candidato. También esperan el gobernador de Maryland, Martin O'Malley, y el de Nueva York, Andrew Cuomo. El ala izquierda del partido está alentando a la senadora por Massachusetts Elizabeth Warren a presentarse. Warren es la favorita de los liberales por sus ataques contra las instituciones financieras y sus críticas a la creciente inequidad en los ingresos.

El campo republicano es más amplio. Incluye a Jeb Bush, el ex gobernador de Florida, hermano del ex presidente George W. Bush e hijo del ex presidente George H.W. Bush. El gobernador de Nueva Jersey fue un favorito inicial, pero su popularidad ha caído tras un escándalo político sobre el cierre de carrileras en un importante puente hacia Nueva York que creó días de atolladeros de tráfico.

"Esa es una de las razones por las que Jeb Bush está teniendo tantas menciones tan pronto es porque hay fuertes indicios de que algunos de los principales donantes, una vez que se desilusionaron con Christie, están comenzando a probar las aguas a ver si Bush está interesado", dijo Adam Schiffer, analista político de la Universidad Texas Christian. "Es apenas cuchicheo, conjeturas, por el momento. Pero las maniobras de los principales donantes y altos funcionarios del partido y políticos son mucho más indicativas de lo que pudiera suceder que los sondeos y rumores".

Más a la derecha, los favoritos de los conservadores son el senador de Texas Ted Cruz, básicamente responsable por el cierre parcial del gobierno federal el año pasado, y el senador de Kentucky Rand Paul.