Renuncia el primer ministro interino de Libia

El primer ministro interino de Libia se negó a formar un nuevo gobierno según un mandato parlamentario y dimitirá, medida que seguramente complicará las dificultades que encara un gabinete ya dividido que sufre una agitación generalizada y la violencia de las milicias, anunció el domingo el gobierno libio.

Abdulá al-Thani anunció en la página de internet del gobierno interino que dejaba el cargo, aunque permanecerá al frente del gabinete hasta que pueda ser encontrado su remplazo. Es el segundo primer ministro que abandona el cargo en dos meses, lo que destaca la inestabilidad de la nación del norafricana tres años después del derrocamiento y muerte del dictador Moamar Gadafi.

Indicó que adoptó su decisión "para proteger los intereses del país y no arrastrar a las diferentes partes a una lucha en la que no puede haber ganador". Agregó que su decisión está además relacionada con el ataque armado perpetrado el sábado por la noche contra él y su familia en un barrio residencial que, en su opinión, puso en peligro las vidas de los residentes.

Insistió que no deseaba ser el motivo de lucha alguna o derramamiento de sangre debido a su posición.

Los funcionarios de las fuerzas de seguridad de Libia no pudieron ser contactados el domingo para que comentaran sobre las declaraciones de al-Thani.

El funcionario fue ministro de Defensa con el anterior primer ministro, Alí Zidán, y fue detenido varias veces en el gobierno de Gadafi debido a las críticas de su hermano por la injerencia de Libia en los asuntos internos de la vecina Chad.

El gobierno libio se encuentra en permanente estado de crisis desde el derrocamiento de Gadafi.

Zidan, respaldado por Occidente, perdió una moción de censura parlamentaria el 11 de marzo. La votación tuvo lugar tras un enfrentamiento entre el gobierno central en Trípoli y las milicias del este de Libia por la venta de crudo, así como la lucha por el poder en el parlamento entre los islamistas que intentaban eliminarlo y las facciones políticas contrarias a los islamistas.