David Cameron descarta boicot en Sochi

El primer ministro británico, David Cameron, descartó un boicot a los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, diciendo que asistir a la justa en 2014 en Rusia es una mejor manera de hacer frente a los prejuicios contra los homosexuales.

Cameron respondió el sábado a una carta del actor y escritor británico Stephen Fry, quien pidió que las Olimpiadas ya no se organicen en Sochi por una nueva ley rusa que prohíbe la "propaganda de las relaciones sexuales no tradicionales" e impone multas a los que encabezan manifestaciones del orgullo gay.

La carta de Fry pedía a Cameron y a los dirigentes del COI que no le otorguen al presidente Vladimir Putin "la aprobación del mundo civilizado", y solicitaba una "prohibición absoluta" a que los Juegos se realicen en Rusia.

Cameron agradeció a Fry por su misiva, y escribió en Twitter que comparte "la profunda preocupación (de Fry) por el abuso contra la gente gay en Rusia".

"Creo que podemos combatir los prejuicios asistencias, en vez de boicoteando la Olimpiada de Invierno", tuiteó Cameron.

El primer ministro se hizo eco de las palabras de la víspera del presidente estadounidense Barack Obama, quien dijo que le ofendía la nueva ley rusa, pero que consideró "inapropiado" boicotear los Juegos.