Inmigración, a discutir en Bienal de las Américas

Delegados del Hemisferio Occidental que participan en la Bienal de las Américas consideraron que la inmigración y la educación son los dos temas que dificultan a sus países trabajar conjuntamente y al crecimiento de sus economías.

El encuentro, que inició el martes en Denver y durará cinco días, ofrece una plataforma en la que líderes gubernamentales, de negocios y de las artes pueden analizar los asuntos que impactan la vida diaria en Norte y Sudamérica.

Arturo Sarukhán, ex embajador de México en Estados Unidos, dijo que una reforma de inmigración es vital para la seguridad y prosperidad estadounidense.

"Si ustedes, Estados Unidos, hacen lo correcto, tendrá efectos positivos que irradiarán a toda América", dijo Sarukhán a la delegación de Estados Unidos. "Los inmigrantes no son una amenaza a la seguridad de Estados Unidos".

El director ejecutivo de Google, Eric Schimdt, dijo que en Estados Unidos se encuentran 18 de los 20 primeros centros universitarios de investigación, pero todavía se necesita mucho trabajo para mejorar las escuelas primarias y así preparar a los alumnos que quieren cursar estudios superiores.

Otra preocupación de los habitantes del Hemisferio Occidental es el énfasis que los países asiáticos han puesto en desarrollar ingenieros y otros expertos en tecnología. Se espera que en el futuro esos países se conviertan lugares donde se generen innovaciones.

"Será un desastre para Estados Unidos", advirtió Schmidt. "Estados Unidos recibe a personas que provienen de todo el mundo, las educa en las mejores universidades y luego las expulsa para que se vayan a otros países a crear compañías que compiten con nosotros y se llevan los puestos de trabajo".

John Malone, presidente de Liberty Media, compañía pionera de la televisión por cable, dijo que las nuevas tecnologías tendrán un gran impacto en la efectividad y accesibilidad de la educación.