NY crea clases para que no deporten a inmigrantes

Nueva York gastará fondos municipales para facilitar que jóvenes inmigrantes sin autorización para vivir en Estados Unidos puedan pedir al gobierno la suspensión de su deportación y la obtención de un permiso de trabajo.

Funcionarios neoyorquinos anunciaron el miércoles que gastarán 18 millones de dólares en programas de educación para adultos y asistencia legal para ayudar a "dreamers" locales a acogerse al plan de suspensión de deportaciones que el presidente Barack Obama aprobó el año pasado. Los "dreamers" son jóvenes que fueron traídos ilegalmente a Estados Unidos, generalmente por sus padres, cuando eran niños.

Nueva York es la primera ciudad del país que implementa la iniciativa, dijeron los funcionarios.

Se calcula que 79.000 jóvenes sin papeles en Nueva York pueden aún acogerse al plan de Obama pero 16.000 de ellos deben inscribirse antes en una escuela o programa de educación para adultos, tal y como estipulan los requisitos federales. Debido a que los programas de educación para adultos en la ciudad están llenos y los privados son caros, la municipalidad destinará el dinero anunciado el miércoles a crear 10.370 nuevas plazas en programas de educación para adultos.

"Estoy muy contenta con este proyecto. Yo estudio porque quiero tener una carrera", dijo Dulce Rojas, una mexicana de 30 años que fue traída por sus padres a Estados Unidos ilegalmente cuando tenía ocho. Rojas está ya inscrita en una escuela y se encuentra en pleno proceso de solicitud de suspensión de su deportación y obtención de permiso de trabajo.

"Esto va a ofrecer muchas oportunidades a gente como yo", agregó la inmigrante, quien habló durante una conferencia de prensa en el ayuntamiento para anunciar la expansión de las plazas educativas.

El plan de Obama -- conocido por las siglas DACA en inglés ("Deferred Action for Childhood Arrivals") -- ofrece a los jóvenes la suspensión de su deportación durante dos años, con posibilidad de renovación. También les entrega un número de la seguridad social y permiso de trabajo temporal.

En todo el país 557.412 jóvenes inmigrantes han solicitado acogerse al plan de Obama desde que éste entró en vigor en agosto del 2012. Aproximadamente 537.662 solicitudes han sido aprobadas, según los últimos datos de los Servicios de Inmigración y Ciudadanía. En Nueva York, sin embargo, la cifra no es muy alta: 28.910 jóvenes han solicitado acogerse y 20.520 han sido aceptados. California es el estado donde más "dreamers" han aprovechado el plan de Obama (152.855), seguido de Texas (88.187) e Illinois (29.540).

"En Nueva York poca gente ha enviado su solicitud", dijo Fátima Shama, comisionada de la Oficina de Asuntos del Inmigrante de Nueva York. "No podemos dejar que la oportunidad que ofrecen estos mandatos federales no sea aprovechada porque no hicimos lo que teníamos que hacer".

DACA ha adquirido además importancia debido a que el plan de reforma migratoria aprobado por el Senado hace unas dos semanas ofrece una vía más rápida a la naturalización de jóvenes que puedan acogerse al programa. Por otro lado, el presidente de la cámara de representantes, el republicano por Ohio John Boehner, habló el miércoles a favor de permitir la naturalización de "dreamers". El tema, dijo, será analizado en julio por la comisión judicial de la cámara baja.

La ciudad cuenta en la actualidad con 6.332 plazas de programas de educación para adultos, dijeron representantes municipales. A pesar de que la iniciativa anunciada el miércoles ayuda a "dreamers" a obtener un diploma de estudios, en el estado de Nueva York aún no se ha aprobado ayuda financiera estatal para que "dreamers" cursen estudios universitarios.

_____________________________

Claudia Torrens está en Twitter como http://www.twitter.com/ClaudiaTorrens