Luisiana se niega a proteger "boxeo de pollos"

El deporte del "boxeo de pollos" no tiene muchos amigos en el Senado de Luisiana.

Los senadores se negaron el lunes a proteger el boxeo de pollos de la prohibición estatal a las peleas de gallos, a pesar de peticiones de su colega Elbert Guillory, republicano por Opelousas.

Guillory dijo que el boxeo de pollos es similar al deporte de kickboxing que practican los humanos, enfrentamientos que no son a muerte y en los que se usan "guantes" de goma para cubrir las espuelas de los gallos y protegerlos.

"No hay sangre, no hay instrumentos cortantes, no hay crueldad", dijo, sosteniendo dos pares de guantes para boxeo de pollos.

La defensa de Guillory ocurrió durante un debate sobre un proyecto de ley del senador J.P. Morrell, demócrata por Nueva Orleáns, quien dijo que cerraría los recovecos legales en la prohibición de Luisiana a las peleas de gallos. Guillory, quien representa una zona rural de Luisiana que luchó para mantener la legalidad de las peleas de gallos antes de la prohibición de 2008, dijo que la propuesta de Morrell era tan amplia que prohibiría un deporte legítimo entre pollos.

"Protesto en nombre de los hombres y mujeres que obedecen las leyes... No penalicen un deporte que no hace daño a nadie", dijo.

Morrell agregó que cree que el boxeo de pollos ya es ilegal a tenor con la prohibición a las peleas de gallos.

Los senadores respaldaron a Morrell y votaron 29 a 8 contra la solicitud de Guillory de hacer una excepción con el boxeo de pollos en la nueva ley. Y entonces votaron 31 a 7 para enviar el proyecto de ley de Morrell a la Cámara de Representantes para su consideración.