Mamma Mia: ABBA celebra 40 años de su primer éxito

A cuatro décadas de que se convirtieran en uno de los grupos más famosos del mundo, los integrantes de ABBA dicen que no se arrepienten de nada, ni siquiera de la ropa que usaban.

La banda sueca celebró el lunes el 40 aniversario del lanzamiento de su primer éxito internacional, "Waterloo", con una fiesta en la galería Tate Modern de Londres a la que acudieron cientos de invitados.

Bjorn Ulvaeus dijo que se sentía "extremadamente orgulloso y agradecido" por las décadas de éxitos que incluyen discos clásicos, el musical "Mamma Mia" y un museo dedicado a la banda en Suecia.

Frida Lyngstad dijo estar orgullosa del look de los 70 de ABBA, con sus botas altas y sus conjuntos de overoles entallados cubiertos de lentejuelas, que fueron documentados en un nuevo libro de fotografías de la banda.

"Fue nuestra juventud, fue nuestra época y nosotros decidimos cómo nos queríamos vestir en el escenario", dijo Lyngstad.

Dijo que algunos artistas "son aún más valientes hoy en día, si piensas en Lady Gaga, por ejemplo".

Lyngstad dijo que no podría explicar el éxito global de ABBA, que se disparó cuando la banda ganó en 1974 el Festival de la Canción de Eurovisión con "Waterloo". La mezcla del cuarteto de melodías pop, armonías ricas y arreglos elegantes los ayudó a vender más de 400 millones de discos alrededor del mundo.

"Nunca tuvimos una fórmula", dijo Lyngstad. "Simplemente hacíamos lo que más nos gustaba. Y lo maravilloso fue quizás que los cuatro nos conocimos y comenzamos a trabajar juntos del modo en que lo hicimos. Dos grandes compositores, Bjorn y Benny, junto con la voz de Agnetha y la mía".

El cuarteto eventualmente se desintegró, y los dos matrimonios de la banda -- Lyngstad y Benny Andersson, Ulvaeus y Agnetha Faltskog-- se divorciaron.

Pero Ulvaeus dijo que los cuatro se reunieron recientemente, y que "la química sigue ahí".

"Nos entendimos de inmediato", dijo.

¿Cumplirán el sueño de sus fans con una reunión de ABBA?

Lyngstad se rió. "No".