EEUU: Senado aprueba prestaciones por desempleo

El Senado aprobó el lunes en una votación de 59 a favor y 38 en contra reanudar las prestaciones sociales por desempleo para las personas que llevan mucho tiempo sin trabajo, y un pequeño grupo de partidarios republicanos exhortaron rápidamente al presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, para que permita que el asunto se lleve a votación en ese foro.

Hace falta tomar medidas "para reanudar las prestaciones por desempleo a personas que lo necesitan mucho", escribieron siete representantes republicanos a Boehner y al líder de la mayoría, Eric Cantor, de Virginia. El grupo hizo pública la carta en momentos que el Senado aprobaba la medida.

A pesar de la exhortación, las perspectivas de la medida no son nada claras, dada la amplia oposición entre legisladores conservadores y grupos independientes, así como la poca disposición de Boehner a permitir que la propuesta llegue al pleno de la cámara baja sin cambios que según los republicanos impulsarían la creación de empleo.

La votación en el Senado, siete meses antes de las elecciones legislativas, puso fin a una batalla de tres meses. Un total de 51 demócratas, dos independientes y seis republicanos votaron en el Senado a favor de la propuesta.

En los meses transcurridos desde entonces, los demócratas han criticado duramente a los republicanos por no permitir la aprobación de la ley e hicieron concesiones en un esfuerzo por conseguir apoyo de suficientes republicanos para superar tácticas dilatorias. Entre las principales concesiones estuvo un acuerdo para pagar los 9.600 millones de dólares que contempla la ley con reducciones de gastos en otras partes del presupuesto.

La medida, respaldada por la Casa Blanca, reanuda retroactivamente las prestaciones eliminadas a finales de diciembre, y las mantendría hasta finales de mayo. Funcionarios dicen que unos 2,7 millones de desempleados no han recibido asistencia desde que la ley expiró a finales del año pasado. De renovarse, la asistencia sería de unos 256 dólares a la semana y en la mayoría de los casos beneficiaría a personas que llevan más de seis meses sin trabajo.

Antes de la votación, el senador Dan Coats, republicano por Indiana, criticó al líder de la mayoría Harry Reid por no permitir una votación sobre las propuestas presentadas por los republicanos para enmendar la medida, calificando el hecho de una "mancha" en la historia del Senado.

Los senadores Jack Reed, demócrata por Rhode Island, y Dean Heller, republicano por Nevada, los principales defensores de la medida, dijeron que estaban dispuestos a estudiar cambios con la esperanza de asegurar su aprobación en la Cámara de Representantes, que se muestra poco inclinada a ratificar la propuesta.

Heller dijo que también estaba tratando de reunirse con Boehner para discutir la medida.

Boehner ha dicho repetidas veces que una condición para llevar la propuesta a votación en la Cámara es incluir cláusulas que impulsen la creación de empleo.

"El Senado no ha tomado medidas sobre docenas de proyectos de ley que le hemos enviado", dijo hace poco en una conferencia de prensa. "Creo que es hora de que el Senado trabaje con la Cámara para ayudar a impulsar la economía. Ese es el asunto clave".

El esfuerzo por reanudar el programa ocurre en momentos en que el índice nacional de desempleo se reduce poco a poco, pero el desempleo a largo plazo está en el mismo nivel o incluso mayor que la cifra previa a la recesión en buena parte del país. Según la Oficina de Estadísticas Laborales, el desempleo a largo plazo es una tercera parte o más de todas las personas sin trabajo.