Presidente irlandés visita Inglaterra

El presidente irlandés realizará esta semana su primera visita de Estado a Gran Bretaña, un viaje cuya preparación ha demorado décadas y que es otro jalón en la ruta de la pacificación.

El presidente Michael Higgins voló el lunes a Inglaterra un día antes de la recepción oficial que le dispensará la reina Isabel II en el Castillo de Windsor, al oeste de Londres. La gira de Higgins, que concluirá a últimas horas del viernes, tendrá lugar tres años después de la primera visita de la reina a la República de Irlanda, lo que no hacía un monarca británico desde el 1911.

Los dos países mantuvieron frías relaciones diplomáticas durante décadas tras la guerra de independencia de Irlanda del Reino Unido entre 1919 y 1921. La constitución irlandesa de 1937 rechazó al monarca británico como jefe de estado y creó en lugar de ello una nueva oficina presidencial. Las visitas de estado fueron consideradas imposibles durante la campaña violenta del Ejército Republicano Irlandés entre 1970 y 1997 para incorporar a Irlanda del Norte a la República de Irlanda y desgajarla del Reino Unido.

Mucho ha cambiado desde la tregua del IRA y la paz de Viernes Santo mediada por Estados Unidos en Irlanda del Norte en 1998. Hoy un ex comandante del IRA, el católico Martin McGuinness, forma parte del gobierno de Unidad Nacional con los protestantes británicos.

Empero, hasta hace poco, McGuinness seguía boicoteando los contactos con la realeza británica para no ser criticado por los republicanos irlandeses, algunos de los cuales le consideran un traidor por acordar gobernar una parte del Reino Unido. Se negó a acudir a los festejos de la reina en el 2011 y acordó reunirse con ella en junio del 2012, cuando se saludaron brevemente en un encuentro cuidadosamente preparado en Belfast.

Los dos presidentes irlandeses anteriores se entrevistaron en varias ocasiones con Isabel II desde 1995, cuando Mary Robinson abrió canales diplomáticos personales con Buckingham. Sin embargo, esta es la primera visita a Gran Bretaña de un presidente irlandés.