Bomba deja 15 muertos en Afganistán

Una bomba colocada en una carretera dejó el lunes al menos 15 muertos en vehículos que habían sido desviados de un camino principal debido a un ataque previo en el sur de Afganistán.

Los ataques ocurrieron después de un fin de semana de relativa calma donde no se reportaron incidentes de importancia mientras los afganos salieron a votar por un nuevo presidente y concejos provinciales.

El Talibán había amenazado con atacar para interrumpir las elecciones del domingo y en las semanas previas lanzó varios ataques de importancia. Sin embargo, las autoridades incrementaron la seguridad y sólo hubo ataques esporádicos.

El portavoz del gobierno local Dawkhan Menapal dijo que dos camionetas con civiles viajaban por un camino paralelo después de que la vía principal fuera cerrada por un ataque suicida que tuvo como objetivo una caravana de soldados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en la provincia de Kandahar.

Entre los muertos hay una mujer, mientras que cuatro personas resultaron gravemente heridas, agregó Menapal. Todos los pasajeros son la de provincia de Uruzgan, al norte de Kandahar, y al parecer se dirigían a casa cuando ocurrió la explosión en el distrito de Maywand.

El Talibán se responsabilizó del primer ataque, pero culpó a las fuerzas internacionales del segundo diciendo que los soldados extranjeros están tratando de perjudicar la reputación del movimiento islamista haciendo parecer que los talibanes asesinan a civiles.

En el primer ataque, un suicida iba en una minivan cuando detonó su carga explosiva frente a un convoy de la OTAN en el mismo distrito. Menapal indicó que no hubo fallecidos en este atentado.