Países bálticos suspenden canales de TV rusos

Letonia y Lituania suspendieron la transmisión de los canales estatales rusos al considerar que varios programas sobre la crisis en Ucrania eran parcializados y contrarios a sus intereses nacionales.

En Letonia comenzará el martes una suspensión de tres meses a las transmisiones del canal RTR Rossiya, tras la decisión del Consejo Nacional de Letonia Sobre Medios Masivos Electrónicos, dijo el lunes a The Associated Press la vocera de la agencia de monitoreo de medios Sanita Blomniece.

El consejo dijo que la decisión se tomó tras conclusiones a las que llegó la policía letona, que dijo que varios reportes de Rossiya del mes pasado sobre los acontecimientos en Ucrania fueron presentados de una manera que justificaba "la agresión militar contra un Estado soberano". También señaló que estaban "dominados por el punto de vista de que a pesar de la ley internacional, el presidente de la Federación Rusa tiene todo el derecho de usar el ejército en Ucrania para defender a los rusoparlantes".

El enviado para los derechos humanos del Ministerio del Exterior ruso en Moscú criticó la decisión de Letonia. Konstantin Dolgov dijo en Twitter que la prohibición en Letonia es "el más reciente intento por censurar la información inconveniente y es una violación a los derechos fundamentales sobre el acceso a los medios de comunicación".

La medida surge luego que Lituania decretara una prohibición similar del canal ruso RTR Planeta por tres meses, después de que la agencia encargada de vigilar medios en Vilna descubriera que el noticiero semanal sobre Ucrania presentó información parcial el 2 de marzo. El lunes, la Corte Regional de Vilna refrendó la decisión del consejo.

"El programa incitó a emprender acciones violentas contra la gente pacífica en Ucrania, justificó la intervención militar en Ucrania y cuestionaba la legitimidad de las autoridades ucranianas", dijo la vocera de la corte Sigita Jacineviciene Baltaduone. "Era obviamente parcial y posiblemente destinado a incitar a la discordia".

Ambos canales de RTR son propiedad de la empresa estatal de medios de Rusia, VGTRK.

Los tres países del Báltico, Lituania, Letonia y Estonia, tienen una gran cantidad de habitantes de habla rusa y han expresado su inquietud por las medidas tomadas por el Kremlin en Ucrania con el argumento de que debe proteger a los rusos en el extranjero.