Casi la mitad de empresas griegas defraudan

Auditorías al azar efectuadas por los inspectores de Hacienda griegos indicaron que casi el 50% de las empresas del país defraudan al erario nacional de una forma u otra, mientras las autoridades intentan mejorar la recaudación fiscal en medio de una profunda recesión.

Pese a las repetidas campañas de gobiernos sucesivos para combatir el fraude fiscal, sigue siendo un gran problema en Grecia, que en los últimos tres años ha dependido de cuantiosos créditos internacionales de rescate para evitar la bancarrota.

Estadísticas del Ministerio de Hacienda difundidas el viernes indicaron que 731 de 1.465 empresas --en su mayor parte restaurantes, bares, cafés y clubes-- examinadas entre el 25 de julio y el 5 de agosto violaron el código fiscal. El sector más culpable, casi el 85% de los sometidos a auditorías, estuvo en las islas de Evia y Skyros.

Mykonos, Santorini y Creta tuvieron índices superiores al 56%.

Las autoridades ordenaron recientemente el cierre de 12 empresas durante un mes por violaciones fiscales o por oponerse a las inspecciones, y piensan cerrar otras 14 por razones similares, inclusive un restaurante en Creta donde los clientes presuntamente persiguieron a un grupo de inspectores esta semana.

El ministro de Hacienda Yannis Stournaras dijo que el gobierno tuvo que aprobar una legislación especial para poder realizar auditorías los fines de semana y en agosto.

"Estamos embarcados en una campaña sin precedentes, cerrando empresas y legislando", indicó en una entrevista con el canal privado de televisión Mega TV. "No se puede ganar la lucha contra la evasión fiscal sin las auditorías".

Stournaras dijo que, en algunas áreas, los comerciantes no han emitido recibo alguno, ocultando ingresos y quedándose con el impuesto a las ventas.

"SI este es el sistema de valores griegos, lo siento mucho pero hay que imponer multas", indicó. "Todos tenemos que exigir recibos".

Se estimula a los contribuyentes a pedir recibos por los bienes y servicios adquiridos --haciendo de hecho la tarea del inspector fiscal-- a riesgo de pagar un impuesto personal adicional.

En los últimos tres años Grecia se ha visto inundada de aumentos fiscales, parte de un drástico programa de austeridad exigido por el Fondo Monetario Internacional y los países de la eurozona a cambio de los créditos de rescate.