México lanza plan anticrimen en estado más poblado

El gobierno federal anunció el lunes un plan de seguridad en algunos municipios del Estado de México, el más poblado del país, en un intento por contener diversos hechos de violencia que han afectado en particular a las localidades que bordean la capital del país.

El secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, informó que el plan incluye reforzar la presencia tanto de policías federales como de fuerzas militares y realizar operativos en lugares como bares y otros centros nocturnos.

Osorio aseguró que el plan se realiza a petición del gobernador del Estado de México, Eruviel Avila, y que se mantendrá durante todo el mandato del presidente Enrique Peña Nieto, que concluye en el 2018.

Peña Nieto es originario del Estado de México, el cual también gobernó antes de ser elegido presidente.

Con más de 15 millones de habitantes, es el estado más poblado del país y bordea la ciudad de México. En los últimos meses se han suscitado diversos hechos violentos en municipios conurbados a la capital, incluidos asesinatos y ataques en bares.

Aunque las cifras oficiales muestran una disminución en el número de homicidios cometidos en el Estado de México, los casos de secuestro y extorsión se han incrementado.

Cifras recopiladas por la autoridad federal señalan que las investigaciones abiertas por homicidios dolosos pasaron de 2.130 en el 2012 a 1.668 en 2013. Sin embargo, las denuncias por secuestro subieron de 130 a 191 y de extorsión de 1.039 a 1.668 en el mismo periodo.

Osorio dijo que el fin de semana comenzó a aplicarse parte del plan, el cual también incluyó la sustitución de la responsable de la policía estatal por un funcionario que hasta ahora se desempeñaba como responsable del área de investigación de la Policía Federal.

Mientras, el gobernador del Estado de México dijo que también se decidió dar de baja a 4.000 elementos de la policía local que no hayan aprobado sus exámenes de confianza, además de instalar 6.000 cámaras para vigilar lugares públicos.

Los funcionarios sólo dieron un mensaje y no permitieron preguntas de la prensa.

El plan para el Estado de México se da cerca de dos meses después de que el mismo gobierno federal presentó un programa de seguridad para Michoacán, en el oeste del país y donde la presencia de un cartel de las drogas se extendió a diversas áreas.