Mujeres saudíes defienden derecho de conducir

En los seis meses desde que activistas en Arabia Saudí renovaron el llamado para desafiar la medida que impide conducir automóviles y otros vehículos a las mujeres del reino, pequeños números de mujeres se han puesto tras el volante casi a diario en lo que se ha vuelto la campaña más prolongada en su tipo en el país.

Ahora las organizadoras están convocando a que más mujeres se unan el sábado, aprovechando la visita del presidente estadounidense Barack Obama a Riad.

Las activistas dicen que su objetivo de largo plazo no es sólo para que las saudíes tengan libertad para conducir, sino despejar el camino a reformas democráticas más amplias.

Esta semana, 70 integrantes del Congreso estadounidense firmaron una carta bipartidista exhortando a Obama a exponer casos humanitarios urgentes en Arabia Saudí y reunirse con las activistas. Hasta ahora, la Casa Blanca sólo ha anunciado planes para que el presidente se reúna con el rey Abdulá y el personal de la embajada estadounidense.

Amnistía Internacional exhortó al presidente a ir más allá y elegir a una agente del Servicio Secreto como su chofer mientras está en Arabia Saudí, una acción remotamente probable dado que Obama visita por primera vez el reino desde 2009 para reparar las tensas relaciones con el aliado árabe de Washington.

Desde el 26 de octubre, el primer día de la campaña, más de 100 mujeres han tomado el volante, dijo Eman al-Nafjan, una organizadora. Hasta ahora, el gobierno saudí no parece dispuesto a frenarlas.

Aunque todavía es raro ver a mujeres manejando en Arabia Saudí, ellas envían a los organizadores de la campaña sus videos y fotos de cuando están conduciendo, los cuales son subidos a YouTube casi a diario.

"Es muy difícil hacer una estrategia en un lugar donde el activismo político no tiene historia", explica al-Nafjan. "Por eso nuestra estrategia es seguir avanzando y ver si la gente se une o no".

Naseema al-Sada maneja en la región de Qatif, al este del país. Dijo que la actitud de la gente ha cambiado en los últimos seis meses y se da cuenta de eso por la forma como se habla abiertamente de la campaña en los medios de comunicación Saudís.

"Los derechos de las mujeres ya no son un tabú", dijo.