ONU renovará investigación sobre crímenes en Siria

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas aprobó el viernes por mayoría abrumadora renovar su investigación sobre los crímenes de guerra cometidos durante la guerra civil en Siria. Venezuela y Cuba votaron en contra.

La medida fue aprobada con 32 votos a favor, cuatro en contra y 11 abstenciones. Además de Venezuela y Cuba, votaron en contra Rusia y China.

La embajadora británica ante el consejo, Karen Pierce, dijo el viernes a diplomáticos en Ginebra que la resolución tenía tres objetivos: renovar la investigación, condenar de la manera más enfática posible toda violación de derechos humanos y de leyes internacionales, y apoyar esfuerzos de llevar a juicio a los responsables.

"Creemos que esta resolución comprende una respuesta mesurada a la peor crisis de derechos humanos que este consejo ha enfrentado", dijo Pierce.

El diplomático brasileño Paulo Sergio Pinheiro, quien encabeza la comisión que investiga las violaciones de derechos humanos en Siria, ofreció la semana pasada la información más específica hasta ahora sobre la identidad de los perpetradores.

Pinheiro dijo que había elaborado cuatro listas confidenciales de personas y grupos que identificó como responsables de crímenes de guerra, como secuestros, torturas y ejecuciones.

En la lista están los jefes de las agencias de seguridad interna, los directores de los centros de detención donde se practican las torturas; comandantes militares que intencionalmente atacan a civiles; los directores de aeropuertos desde donde se planifican los ataques con barriles-bombas; y líderes de escuadrones involucrados en ataques a civiles.

El consejo con sede en Ginebra estableció la comisión investigadora a fin de revelar todas las violaciones de derechos humanos ocurridas en Siria desde marzo de 2011, ya sea por el gobierno o por la oposición, e identificar a los responsables a fin de llevarlos a justicia.