Valcke: Se acaba el tiempo para Copa de Mundo

El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, dijo el jueves que "el tiempo vuela" hacia la Copa del Mundo y que tener tres estadios terminados en el último minuto representa "riesgos" debido a que no habría suficiente tiempo para probarlos.

Valcke, el responsable de asegurarse que Brasil estará listo en 11 semanas, se reunió esta semana en Río de Janeiro con funcionarios del comité organizador. Al cierre de su visita, aseveró que los estadios de Curitiba, Cuiaba y Sao Paulo estarían listos para cuando la Copa del Mundo arranque el 12 de junio en Sao Paulo.

"Vamos retrasados y tendremos desafíos", dijo Valcke. "Y tendremos mucho trabajo, y quizá algunos riesgos en el último minuto porque no hemos probado todas las instalaciones".

Valcke, quien hace dos años dijo que los funcionarios brasileños necesitaban "una patada en el trasero" para acelerar las labores, recordó que mucho del trabajo en Brasil ha sido obstaculizado por disputas sobre quién paga por qué: la FIFA, los equipos locales o cualquiera de los niveles de gobierno.

"No puedes mover el partido inaugural de la Copa del Mundo a otro estadio", dijo. "Tiene que efectuarse en Sao Paulo. No hay más opción. Tienes miles de personas que compraron entradas... Tenemos que trabajar todos juntos para asegurarnos de que así será".

Un reportero preguntó sobre la posibilidad de que la FIFA emprenda demandas.

"Tenemos suficientes acciones legales contra la FIFA y todos nosotros en Brasil", dijo Valcke. "No necesitamos iniciar las nuestras".

Valcke dijo que un cuarto estadio, que ya fue abierto en Porto Alegre, podría ser el más preocupante. Dijo que el equipo Internacional y el gobierno local resolvieron una añeja disputa sobre cómo pagar por las instalaciones temporales, pero que no han comenzado las obras para el complejo de televisión ni para las áreas de seguridad, prensa y recepción.

"Todo está escrito, todo está firmado y todas las responsabilidad o deberes para cada parte se conocen bien", dijo Valcke.

Agregó que la FIFA espera evitar la confusión sobre quién paga qué para la Copa del Mundo de 2018 en Rusia, la cual también se jugará en 12 estadios.