Fed impide a Citigroup incrementar dividendos

Citigroup no puede incrementar sus dividendos ni recomprar sus acciones porque necesita mejores planes para enfrentar una recesión severa en caso de que ocurriera, determinó el miércoles la Reserva Federal, en un decepcionante revés para uno de los bancos más grandes de Estados Unidos.

La Fed también rechazó los planes de capital de otros cuatro grandes bancos como parte de sus llamadas pruebas de liquidez, una revisión anual a las 30 instituciones bancarias más grandes de Estados Unidos.

La Reserva dijo que los planes de capital de Citigroup no cumplieron con las expectativas en algunas áreas, incluyendo su incapacidad para prever ingresos y pérdidas en partes de sus operaciones globales, en caso de que afronten dificultades financieras. Citi pidió al banco central permiso para recomprar 6.400 millones de acciones durante el primer trimestre del próximo año e incrementar sus dividendos a 5 centavos cada trimestre.

Michael Corbat, director general de Citi, dijo que la empresa estaba "profundamente decepcionada" por la decisión de la Fed. Los dividendos y la recompra de acciones hubieran representado "un modesto nivel de capital" para los accionistas, y el banco aun así hubiera excedido los requerimientos sobre su salud financiera, dijo en un comunicado.

Al igual que con Citigroup, la Fed dijo que encontró deficiencias en los planes de capital de HSBC North America Holdings, RBS Citizens Financial Group, Santander Holdings USA y Zions Bancorp. Sin embargo, el banco central aprobó al instante las solicitudes de otros 25 bancos examinados que incluyeron a JPMorgan Chase, Wells Fargo y Morgan Stanley, además de Bank of America y Goldman Sachs.

Citigroup tampoco pudo incrementar sus dividendos en 2012, después de reprobar su prueba de liquidez de ese año. Antes de la crisis financiera, sus dividendos alcanzaron 5,40 dólares por trimestre en 2007. Después de eliminar sus dividendos en 2009, reinstauró el pago en junio de 2011 a un simbólico centavo por trimestre, donde permanece hasta ahora.

Los dividendos y recompra de acciones que la Fed evalúa son importantes para los inversionistas y bancos ordinarios. Los bancos saben que sus inversionistas tuvieron grandes pérdidas en la crisis financiera y están ansiosos de recompensarlos. Algunos accionistas, en especial los jubilados, dependen sólo de los dividendos como una porción de sus ingresos.

Pero incrementar dividendos cuesta dinero. Los reguladores no quieren que los bancos agoten sus reservas de capital porque podrían quedar vulnerables en caso de otra recesión. La recompra de acciones también busca ayudar a los accionistas. Al reducir el número de acciones en circulación de una empresa, las ganancias por título pueden subir.

Un reducido número de bancos que obtuvieron la aprobación de la Fed para elevar sus dividendos rápidamente anunciaron planes para recompensar a sus inversionistas.

_____

El periodista de The Associated Press Joshua Freed colaboró con este despacho.